10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

10 Extrañas coincidencias que ocurrieron en la historia Estamos tan habituados a las leyes de acción y reacción, de causa y efecto, que de repente olvidamos que el azar y la pura coincidencia tienen la magia de generar acontecimientos de formas muy increíbles.

En la historia, existen algunos hechos extraños que los especialistas procuran comprender vinculando causa y efecto, mas después de sus sacrificios, semeja que realmente estos 10 extraños hechos históricos se debieron solo a coincidencias infrecuentes e inexplicables.

1. Los hermanos Booth y la familia Lincoln

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

Edwin Thomas Booth fue un actor de renombre y creador del Booth Theatre de N. York. En la segunda mitad del siglo XIX, estaba de vira por Europa y América para presentar sus obras, y en mil ochocientos sesenta y cuatro estaba en una estación de Nueva Suéter, que estaba llena de gente.

De pronto vio que un hombre próximo había caído en un hueco entre la plataforma y los raíles. Edwin consiguió sujetar al hombre por el cuello y lo sacó a tiempo para eludir que fuera arrollado por un furgón de tren. Sin saberlo, había salvado a Robert Lincoln. El giro extraño de esta historia es que solo un año después, en mil ochocientos sesenta y cinco, el hermano de Edwin, John Wilkes Booth, asesinó al padre de Robert, el presidente Abraham Lincoln.

2. El navío falso de Carmania

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

La batalla entre los navíos RMS Carmania y el SMS Cape Trafalgar tiene que ser una de las más extrañas de la marina. A lo largo de la Primera Guerra Mundial, el transatlántico Trafalgar se convirtió en un crucero del ejército alemán, cuya misión era destruir los navíos mercantes británicos. Para que el Trafalgar pasase inadvertido entre los navíos, lo "disfrazaron" del navío británico RMS Carmania, que curiosamente era un navío que asimismo fue pedido por los militares, mas G. Bretaña, para el combate.

Después de un primer viaje errado, el disfrazado Trafalgar retornó a la isla de Trinidad en Brasil para repostar. El destino le hizo encontrarse con la auténtica Carmania en el camino y los 2 protagonizaron una batalla naval. Si bien los dos navíos padecieron graves daños, el ganador fue el auténtico Carmania. El Trafalgar se había disfrazado de manera directa en el navío que acabó destruyéndolo.

3. La premonición de Timur

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

Amir Timur, más conocido como Tamerlane, fue un conquistador turco-mongol que vivió en el siglo XV y creó el Imperio Timurid en Persia y Asia Central. En mil novecientos cuarenta y uno, 3 antropólogos soviéticos descubrieron su sitio de reposo eterno. Cuando desenterraron el cadáver del ex- gobernante Timur, hallaron una amenaza que decía: "Quien abra mi tumba va a desatar un invasor más horrible que ".

En ese instante, esta inscripción no se tomó de verdad, mas solo 3 días después, Adolf Hitler lanzó la Operación Barbosa y, con el ejército más grande del planeta, invadió la Unión Soviética. ¿Coincidencia o bien premonición? A este extraño hecho se sumó la coincidencia de que en mil novecientos cuarenta y dos Timur fue sepultado de nuevo, inmediatamente después de que los soviéticos ganasen la batalla de Stalingrado.

4. El primer intento de asesinato contra un presidente

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

En mil ochocientos treinta y cinco, el séptimo presidente de los U.S.A., Andrew Jackson, asistió al entierro del miembro del Congreso Warren. R. Davis en Carolina del Norte. El presidente lo ignoró, mas a lo largo de semanas el pintor Richard Lawrence lo prosiguió y se ocultó detrás de un pilar para matarlo.

Cuando Andrew se aproximó lo suficiente, el atacante se paró frente a , sacó una pistola de su ropa, apuntó y apretó el gatillo. No obstante, el arma se bloqueó. Richard sacó otra pistola para matar al presidente, mas esta asimismo falló.

El presidente Jackson aprovechó su ocasión y se abalanzó sobre el pintor para golpearlo con su bastón. Andrew estaba fuera de sí y una turba debió de haberle impedido matar a su atacante. Lo extraño es que después probaron las armas y las dos funcionaron a la perfección.

5. El mensaje de una moneda falsa

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

En mil novecientos cincuenta y tres, un chaval de periódicos Águila de brooklyn notó que una de las monedas con las que le habían pagado era más ligera que las otras. Tras examinarlo, descubrió que era falso y que contenía un pequeño microfilm con doscientos siete conjuntos de 5 dígitos. En ese instante, la Guerra Fría estaba en su auge y esta información llegó a manos del FBI.

La Oficina de Investigaciones jamás pudo descifrar el código y tuvo que buscar ayuda del Agente Reino Häyhänen, un desertor que dejó la KGB en mil novecientos cincuenta y siete. Él les dio las claves que precisaban y, al final, se dieron cuenta de que el mensaje fue un aviso de bienvenida y operativo dirigido particularmente al Agente Reino ya antes de su deserción.

Te puede Interesar  Lo que se considera SEXY en 12 lugares distintos del mundo

6. El hermano perdido de Sacajawea

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

Esta exploradora era de la tribu Lemhi Shoshone en Idaho, EE. UU., Y cuando tenía solo doce años, fue robada de su aldea. Acabó siendo la esposa de Toussaint Charbonneau, un trampero de Dakota del Norte, ya los dieciseis años y su esposo se unieron a los Capitanes Meriwether Lewis y William Clark en la expedición.

En mil ochocientos cinco, los exploradores hallaron otra tribu Shoshone e procuraron hacer un trato con ellos por los caballos que precisaban para su viaje a través de las Montañas Rocosas. La negociación iba mal, hasta que Sacajawea se enteró de que el líder de este conjunto era Cameahwait, su hermano perdido hace un buen tiempo.

Esta asamblea fue descrita por los exploradores como una celebración muy emocionante, y al final no solo lograron los caballos que pidieron, sino más bien asimismo suministros y ayuda de otros guías nativos.

7. Superchería al número 13

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

Bastante gente teme a los gatos negros o bien pasear bajo una escalera como símbolo de mala suerte, mas solo el músico y pintor austriaco Arnold Schönberg tenía un temor infrecuente al número trece. Padecía de lo que ahora llamamos triscaidecaphobia.

Si bien nació exactamente el trece de septiembre de mil ochocientos setenta y cuatro, Arnold tenía tanto temor de este número que aun cuando tuvo que utilizarlo, afirmó 12A. En mil novecientos cincuenta, un astrólogo le advirtió que ese año debería tener todavía más cuidado por el hecho de que tendría setenta y seis años (siete + seis = trece). Si bien prestó atención a la advertencia, el viernes trece de julio de mil novecientos cincuenta y uno murió súbitamente.

Ese viernes, Arnold se quedó en la cama todo el día temiendo que le pasase algo malo. Mas un año de agobio y temor había estropeado su salud, por lo que el trece de julio murió quince minutos ya antes de la medianoche.

8. Banderas iguales

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

Los JJ. OO. de Berlín de mil novecientos treinta y seis fueron extrañísimos por el hecho de que en ese instante los nazis estaban al mando y muchos atletas no podían participar por ser judíos. No obstante, otro detalle especial fue que el país europeo de Liechtenstein se dio cuenta de que su bandera era la misma que la del país caribeño Haití.

Realmente, Haití solo estuvo presente en la inauguración de los JJ. OO., mas apreciando la igualdad de sus banderas, Liechtenstein añadió una corona para distinguirlo. Por su lado, el país caribeño ha agregado su escudo nacional en un rectángulo blanco.

9. Un giro empezó la Primera Guerra Mundial.

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

L'archiduc François-Ferdinand d'Autriche était la cible principale de la société secrète de la Main Noire et le veintiocho juin mil novecientos catorce, lui et sa femme ont été attaqués par Nedeljko Čabrinović, qui leur a lancé une grenade alors qu'ils voyageaient en carro. Por fortuna, la familia real subsistió al ataque, mas decenas de personas resultaron heridas.

El ataque ocurrió por la mañana y después de reposar, el Archiduque y su esposa desearon ir al centro de salud a visitar a los heridos. Exactamente por la explosión de la granada, los caminos de las calles que debían tomar cambiaron y los conductores lo sabían hasta que se pusieron en camino.

Al apreciar el cambio de senda, tomaron la senda adecuada, mas eso hizo que los autos se detuviesen por un tiempo. Fue entonces cuando otro miembro de la Mano Negra, Gavrilo Princip, aprovechó la ocasión para unirse al Archiduque y su esposa y matarlos a tiros. Esta muerte desató la guerra entre Austria-Hungría y Serbia, un enfrentamiento que por último se transformó en la Primera Guerra Mundial.

10. La maldición de Tippecanoe

10 Increíbles e inexplicables coincidencias que ocurrieron a lo largo de la historia

William Henry Harrison estuvo implicado en la llamada Batalla de Tippecanoe ya antes de ser escogido noveno presidente de los U.S.A. en mil ochocientos cuarenta. En esta riña fue gobernante del Territorio de Indiana y se encaró a una confederación de tribus indígenas dirigidas por Tecumseh y su hermano Tenskwatawa. , asimismo conocido como "El Profeta".

Cuando las tribus perdieron la riña, “El Profeta” aparentemente lanzó una maldición sobre Harrison y los futuros presidentes de U.S.A. que fueron escogidos en datas afines. Aunque esto puede ser solo una teoría, el punto es que a lo largo de ciento veinte años los líderes escogidos en datas múltiples de veinte han fallecido asesinados o bien en circunstancias extrañas.

Esta macabra regularidad se llamó la Maldición de Tippecanoe y están las muertes de Abraham Lincoln escogido en 1860; James A. Garfield de mil ochocientos ochenta, William McKinley de mil novecientos, Warren G. Harding escogido en mil novecientos veinte, Franklin D. Roosevelt de mil novecientos cuarenta y John F. Kennedy escogido en mil novecientos sesenta.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información