10 Criminales ineptos que fueron detenidos por culpa de sus propias tonterías

10 Criminales ineptos que fueron detenidos por culpa de sus propias tonterías

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes Para ser un criminal de carrera se precisa tener argucia, sigilo, ser cauteloso y, sobre todo, eludir sabotearse uno mismo. Mas evidentemente hay ladrones que ni para ser malos son buenos. Estos diez tontos delincuentes ni tan siquiera debieron ser perseguidos por la policía en una tradicional prosecución y el trabajo tanto de los oficiales como detectives al cargo de sus casos no debieron hacer otra cosa que aguardar a que mismos se delatasen.

Hubiesen tenido un tanto más de dignidad entregándose, por el hecho de que verdaderamente fueron detenidos por su simple torpeza. Estas son sus historias que no serían la trama de una película policiaca, sino más bien de una comedia baratísima.

1. Volvieron por comida y para ser arrestados

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

En el dos mil trece, Mario y Domingo García, unos granujas de treinta y nueve y veintiocho años de edad, entraron a un restorán West Rogers Park y le demandaron comida sin costo al encargado. Domingo lo conminó con matarlo y le mostró una pistola que traía bajo la playera. El encargado temió por su seguridad y la de los otros clientes del servicio, y les solicitó afablemente que volviesen en una hora para darles su comida.

Lo increíble no fue que las clases se fuesen del negocio, sino verdaderamente volvieron en una hora para comer sin costo. En ese tiempo, el encargado ya había sobre aviso a la policía lo que había pasado, con lo que cuando Mario y Domingo volvieron armados con un bate de béisbol, los oficiales ya los estaban aguardando para detenerlos por intento de hurto agravado. Lo peor de todo esto fue que en el domicilio de Domingo hallaron la presunta pistola y descubrieron que era de juguete.

2. Directo a la comisaría

En Shenzhen, en China, un ladrón de apellido Chang le quitó el teléfono a una mujer y salió corriendo para escapar. Estaba tan apurado corriendo y cerciorándose de que no lo alcanzaran que tras cruzar una calle, el muy torpe se metió de forma directa a un edificio que resultó ser una estación de policía.

La víctima se había caído al intentar detener al ladrón, mas cuando consiguió ponerse en pie y prosiguió persiguiéndolo, vio dónde se había metido y solicitó ayuda. Inmediatamente apareció el guarda de la entrada y detuvo al ladrón. Mejor solo le hubiese abierto una celda a fin de que se metiese solito.

3. ¿Me da mi recompensa por atraparme?

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

El talibán rebelde Mohammad Ashan, de Afganistán, llegó a un nuevo nivel de absurdidad por el hecho de que mismo se entregó. Vio carteles de “Se busca” con su semblante y al leerlo, comprendió que había una recompensa de cien dólares americanos por su atrapa. Él se presentó en una estación de policía en el distrito Sar Hawza, en Afganistán, y cuando le preguntaron si era el de la fotografía sencillamente dijo: “sí, sí, soy , ¿me pueden dar la recompensa?”.

4. Ladrón electrocutado

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

Andre T. Puskas trabajaba en una tienda Radio Shack en Sunset PointRoad, Florida, y un día decidió que sería buena idea hurtar ese sitio. Se puso una máscara, llevaba un taser, un gas irritante y visitó el local a las 9:30 a.m.

Cuando Andre entró, una de las empleadas se tiró al suelo y trató de arrastrarse fuera del local. El ladrón la vio y le salpicó el gas. La empleada se levantó para correr y el delincuente sacó el taser para electrocutarla, mas lo tomó del lado equivocado y mismo recibió la descarga. Herido, sin dinero ni dignidad, el pseudoasaltante se fue corriendo del negocio y tiró su máscara en un basurero.

Cuando fue la hora de entrar en su turno a las 4:00 p.m., Andre se presentó tal y como si nada, mas la policía ya lo aguardaba pues los empleados había reconocido su voz.

5. Se quedó varado en un auto robado

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

En el dos mil nueve, un criminal de Tacoma de diecinueve años entró al depósito de la compañía City Transfer, Inc. y se hurtó una camioneta Chevrolet mil novecientos ochenta y cinco. Uno de los empleados lo vio hurtar el vehículo y reportó el acontecimiento a la policía. Después ese día, otro trabajador de la compañía vio la camioneta detenida en una carretera y con una persona a bordo. Entonces la policía recibió una llamada anónima pidiendo ayuda con una camioneta encallada.

Te puede Interesar  Cuando eran niños salieron en la misma foto sin conocerse; años después se casaron y vieron esto…

Los oficiales llegaron al sitio y el delincuente de Tacoma se puso una chamarra con los logos de City Transfer y se hizo pasar por un empleado. No obstante, el trabajador que lo había visto hurtar la camioneta se presentó a la escena, lo reconoció y entonces lo detuvieron. Lo absurdo fue que el vehículo se detuvo por el hecho de que el conductor le llenó el tanque con gasolina sin plomo en vez del Gasoil que precisa.

6. Ladrón asaltado

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

De veras, la criminalidad está peor día a día y ya ni tan siquiera los ladrones pueden salir apacibles a hurtar por el hecho de que asimismo los asaltan. Mauricio Hierro es un ladrón brasileiro que había robado un carro y no le duró ni un día el gusto de tenerlo. Fue un ladrón robado.

Hierro detuvo el vehículo robado y lo dejó encendido mientras que se metía a una farmacia para asaltarla. Mientras que hacía de las suyas, otro ladrón vio el carro, se subió y lo birló. Mauricio salió de la farmacia con una bolsa de dinero y entonces descubrió que le habían quitado su auto robado. Un tercer ladrón aprovechó que Hierro estaba distraído y ¡hierro con su bolsa de dinero! Se la quitó de la mano y salió corriendo.

Mauricio no pudo alcanzarlo y lo más torpe que se le ocurrió fue ir a la policía a denunciar que le habían quitado su botín y su auto robado. Lo detuvieron y su historia les pareció tan chistosa que le dejaron contarla en una entrevista.

7. El disfraz perfecto

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

A Matthew Allan McNelly y Joey Lee Miller de Iowa, U.S.A., no les alcanzó el dinero para comprarse máscaras y se les ocurrió pintarse la cara con un marcador negro permanente para intentar hurtar una casa. El dueño del domicilio llamó a la policía para reportar que 2 tipos con sudadera y caras pintadas se habían querido meter a su hogar.

Los oficiales hicieron un patrullaje por la zona y hallaron a Matthew y Joey conduciendo cerca del sitio. Su disfraz era inconfundible y los detuvieron por intento de hurto. Además de esto, Matt tuvo un cargo auxiliar por conducir bajo el efecto de substancias tóxicas.

8. La diferencia entre jale y empuje

Las palabras que te van a abrir muchas puertas en la vida no fueron tan fáciles de entender por James Allan, un ladrón que creía estar atrapado en el negocio que había asaltado. En el dos mil doce, asaltó una tienda utilizando una máscara, mas al estimar salir, la puerta no cedía. Él procuraba empujarla con sus fuerzas y en su desesperación se quitó la máscara, pateó un anaquel que le cayó encima y le demandó a la empleada del sitio que lo dejase salir.

La encargada sencillamente se aproximó a la puerta ¡y la tomó para abrirla! Abochornado, James salió corriendo, mas fue detenido por la policía mientras que aún llevaba la máscara y el botín en sus bolsillos.

9. Encerrado en un automóvil

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

Esto sucedió en la urbe de Pretoria, la capital de Suráfrica. Cuando el dueño de un vehículo lo dejó estacionado cerca de un juzgado y se fue, un criminal utilizó un dispositivo singular para abrir la puerta y meterse al auto. Mas cuando estuvo dentro, el sistema de seguridad del vehículo bloqueó las puertas, encerrando al delincuente. El pobre tipo comenzó a solicitar ayuda a las personas, diciendo que era un guarda de seguridad.

Si bien la policía llegó, tampoco pudieron abrir el vehículo y el ladrón estuvo más de una hora y media atrapado hasta el momento en que el dueño volvió y desbloqueó las puertas.

10. Rescate de altura

10 Ladrones capturados por cometer descuidos muy torpes

Este ladrón en China trataba de colarse a un piso por medio de una ventana. No obstante, no era tan delgado como creía y se quedó bloqueado en la una parte de afuera. Debieron llegar los bomberos y policías para asistirlo. Uno de los rescatistas salió por una de las ventanas y empujó al ladrón cara adentro del piso. Por lo menos sí logró meterse al sitio, mas meridianamente, la ley ya lo estaba aguardando para detenerlo.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información