10 Tendencias de belleza antiguas que hoy en día son realmente extrañas

10 Tendencias de belleza antiguas que hoy en día son realmente extrañas

10 Modas antiguas que hoy en día serían demasiado extrañas Los estándares de belleza llevan años mortificando al planeta, puesto que la mayor parte de las veces estos establecen cosas prácticamente imposibles de conseguir. Afortunadamente, estos acostumbran a mudar, puesto que muchas de las reglas o bien tendencias que acostumbraban a calificar a una persona como preciosa en décadas pasadas, hoy en día serían sencillamente extrañas.

Claro, utilizar maquillaje o bien tener cierto corte de pelo puede ser molesto y hasta irritante, mas estas 10 tendencias antiguas serían la peor pesadilla de la enorme mayoría si aún fuesen consideradas como un estándar de belleza.

1. Las venas en el escote era lo mejor

10 Tendencias de belleza antiguas que hoy en día son realmente extrañas

En Inglaterra, a lo largo del siglo XVII, la moda estaba enfocada en los escotes. Entre más sobresaliente, mejor, y aún era más precioso si su piel era tan blanca como la nieve. Por tal razón las damas acostumbraban a pintarse venas en el escote, puesto que de esta forma daban la apariencia de tener una piel muy blanca, prácticamente transparente.

2. Los piercings en lugares… peculiares

Los piercings en lugares... peculiares

Durante un breve periodo en la temporada victoriana, las mujeres de estatus acostumbraban a horadarse los pezones, generalmente conectándolos con una fina cadena. Por su lado, los hombres se horadaban la cabeza del miembro. El piercing era llamado el “Prince Albert” pues se afirmaba que lo empleaba.

3. Los dientes negros eran la moda

Los dientes negros eran la moda

Si alguna vez te has agotado de cepillarte los dientes, esta es buena opción alternativa. A lo largo de cientos y cientos de años, las mujeres niponas teñían sus dientes de color negro de forma permanente. Esto prosiguió hasta el siglo XIX y era un símbolo de belleza y compromiso matrimonial.

4. Los parches faciales eran usuales

Los parches faciales eran usuales

En el siglo XVIII, las mujeres empezaron a utilizar maquillaje y parches faciales, un pequeño pedazo de lona adherido a la cara. El sitio donde lo usaran tenía un significado concreto. Por poner un ejemplo, si era cerca de la boca, significaba que estaban flirteando, mas si lo ponían en su mejilla, era pues estaban casadas.

Te puede Interesar  Andrew Hoy hizo historia al convertirse en el medallista olímpico más grande a los 62 años

5. Las uñas muy largas era lo mejor

Las uñas larguísimas era lo mejor

Hombres y mujeres en la dinastía Qing, en China, se dejaban medrar las uñas hasta lograr los veinte o bien treinta centímetros de largo. Ciertos llegaban a utilizar guantes singulares de oro para resguardarlas, lo que señalaba que eran suficientemente ricos para no tener que utilizar las manos.

6. Las pestañitas eran lo peor de lo peor

Las pestañas eran lo peor de lo peor

Para las mujeres europeas a lo largo de la Edad Media y una parte del Renacimiento, las pestañitas se volvieron un símbolo de hipersexualidad, por lo que era frecuente que las mujeres intentaran quitárselas por completo y lucir un semblante fresco y plenamente limpio. Debe doler peor de lo que suena.

7. El vello anatómico no era atractivo

El vello corporal no era atractivo

Los primeros colonizadores de América quedaron sorprendidos al enterarse de que las mujeres nativoamericanas arrancaban su vello púbico. Thomas Jefferson aseguró que el pelo anatómico repugnaba a las tribus, por lo que acostumbraban a arrancarse todo indicio de este en cuanto medraba.

8. El busto separado era la moda

El busto separado era la moda

Desde el siglo XVI hasta el XIX, las mujeres empleaban todo género de corsé. No obstante, a lo largo del siglo XIX, esta prenda que acostumbraba a utilizarse para tener una cintura enana, se diversificó y se creó una nueva versión que apartaba el busto, ya que la moda era enseñar un escote con pechos divididos.

9. Las cejas coloridas destacaban el rostro

Las cejas coloridas resaltaban el rostro

Las mujeres en la vieja China acostumbraban a pintar sus cejas de diferentes colores con grasa, como negro, azul, verde o bien colorado, conforme a la época o bien tendencia del instante. En algún punto, una de las más populares fue tener las cejas unidas y levantadas cara arriba en señal de tristeza.

10. Era costumbre alterar el cráneo

Modificar el cráneo era costumbre

Los mayas acostumbraban a alterar el cráneo de sus hijos desde que eran bebés, sujetándoles una tabla en la frente con diferentes amarres alrededor para sostenerlos fijos. Tribus alrededor del planeta acostumbraban a hacer lo mismo mas de diferente forma, como los hawaianos, los incas y los hunos de origen germánico.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información