10 Personas que se enfrentaron a situaciones increíbles y lograron salir con vida pese a todo pronóstico

10 Personas que se enfrentaron a situaciones increíbles y lograron salir con vida pese a todo pronóstico

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte La vida y la condición humana son más débiles de lo que creemos, y solo bastan fracciones de segundo a fin de que cualquier actividad, trabajo o bien pasatiempo se transforme en una situación mortal.

Lo increíble es que justo cuando se considera que todo está perdido y que deberíamos comenzar a temer lo peor, estas diez personas consiguieron lo imposible: subsistir a toda costa. Igual que en la primera parte, estas son historias de genuinos milagros y ejemplos de que la vida siempre y en todo momento halla la manera de resistir.

Te puede Interesar la primera parte

1. Un cuerpo congelado

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

Anna Bagenholm era una estudiante de prótesis en el Centro de salud Narvik de Noruega y en mayo de mil novecientos noventa y nueve, y dos acompañantes salieron de aventura para esquiar en las montañas Kjølen, los Alpes escandinavos. Todo iba bien hasta el momento en que por accidente cayó en la fisura de un riachuelo congelado, su cuerpo quedó sumergido en agua helada y sus compañeros no podían sacarla.

Ellos debieron irse a buscar ayuda y cuando volvieron, tras ochenta minutos, consiguieron sacar a Anna. En ese punto, su cuerpo llegó a una temperatura de 13.7 centígrados y no tenía latidos.

En el centro de salud universitario, su electrocardiograma mostraba que no tenía ninguna actividad cardiaca, mas el doctor Mads Gilbert se negó a declararla fallecida. Un equipo de cien médicos se alternaron en el quirófano a lo largo de 9 horas y consiguieron salvar su vida. La esquiadora despertó treinta y cinco días después mas estaba paralizada del cuello cara abajo. Poquito a poco se fue recobrando y en el mes de octubre de ese año ya estaba de vuelta trabajando en exactamente el mismo sitio donde prácticamente la revivieron.

2. Sobrevivió a cinco balazos

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

Las viles historias sobre los matanzas y atentados en escuelas de E.U. asimismo revelan el heroísmo de quienes hicieron lo imposible para salvar a el resto. Uno de los casos más pasmosos es el del joven Anthony Burges.

Este chaval de quince años estuvo presente a lo largo del tiroteo en la Escuela Secundaria Stoneman Douglas de Parkland, en la ciudad de Miami, del dos mil dieciocho. El asaltante iba armado con un rifle semiautomático y terminó con la vida de diecisiete personas. Anthony alcanzó a cerrar la puerta y empleó su cuerpo para bloquear la entrada del asesino. En conjunto recibió 5 disparos en los pulmones, abdomen y piernas, mas resistió y eso salvó a sus veinte compañeros.

Anthony fue llevado a un centro de salud, en donde le debieron hacer trece operaciones para salvarlo. Tras estar internado a lo largo de un par de meses, se recobró por completo y se transformó en un héroe de su escuela.

3. Un accidente con incendio, pero sin rasguños

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

El conduzco Romain Grosjean, del equipo Haas F1, competía en la carrera Gran Premio de Baréin en el dos mil veinte y un golpe con el auto de Daniil Kvyat le hizo perder el control. Su vehículo se estrelló contra las barreras a una velocidad de doscientos veinte km/h y se incendió en llamas.

Romain estuvo atrapado a lo largo de veinte segundos mientras que los rescatistas trataban de apagar las llamas y sacarlo. El conduzco francés salió del auto sin un raspón debido a la barra de titanio que resguarda la parte superior de estos vehículos de carreras. Lo llevaron al centro de salud y ahí solo lo atendieron de quemaduras leves en sus manos y tobillos.

4. Un polizonte que sobrevivió

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

La madre de Yahya Abdi, un muchacho de quince años en California, estaba en un campo de asilados en Etiopía, y solo deseaba verla nuevamente. En el dos mil catorce, Abdi se las arregló como pudo para llegar hasta el Aeropuerto Internacional de San José Norman y Mineta, saltó una cerca y tras estar 6 horas aguardando, se descabulló cara el tren de aterrizaje de un aeroplano Boeing setecientos sesenta y siete de Compañías aéreas Hawái.

Cuando el aeroplano despegó, Abdi perdió el conocimiento y, prodigiosamente, subsistió a un viaje que duró 5 horas. Estuvo a una altura de once mil quinientos ochenta metros y una temperatura de sesenta y dos grados centígrados en negativo.

Cuando el vuelo aterrizó en Kahului, Maui, descubrieron a Abdi oculto y los médicos lo atendieron. Los especialistas piensan que el cuerpo del adolescente entró en un estado de animación suspendida que le dejó subsistir a la carencia de oxígeno.

5. Rescatada de la selva amazónica

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

Juliane Koepcke hace que la historia del Náufrago con Tom Hanks parezca que solo se perdió un rato en el súper. Ella era una estudiante de diecisiete años que tras graduarse viajó con su madre en el vuelo LANSA quinientos ocho de la ciudad de Lima a Perú, en mil novecientos setenta y uno. El aeroplano fue alcanzado en pleno vuelo por un rayo que lo destruyó más o menos a 3 quilómetros del suelo, y la chavala salió volando por los aires, atada a su asiento.

Ella cayó en la selva amazónica y subsistió pues el asiento absorbió una gran parte del impacto, mas sí terminó con una clavícula rota y múltiples cortes en las manos y piernas. Si bien estaba sola en la mitad de la jungla, su mala suerte empezó a mudar.

Halló en el sitio del accidente una bolsa de dulces para sostener su energía y al pasear, descubrió una corriente de agua. Al proseguirla, encontró una cabaña descuidada y se las arregló para subsistir once días en la jungla con su hueso roto.

Unos pescadores locales la hallaron y la llevaron hasta una aldea próxima para atender sus heridas. Juliane pudo reunirse con su padre y tras recobrarse, llevaron a un equipo de rescate al sitio del accidente. Desgraciadamente, su madre, el resto de los pasajeros y la tripulación habían fallecido. Se supo que unas catorce personas subsistieron al impacto, mas no consiguieron subsistir hasta ser salvados.

6. Una escalada de mucho riesgo

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

La montana K2 del Himalaya es la segunda más alta del planeta y una de cada 4 personas que la escalan mueren en el intento de llegar hasta su cima. Mas únicamente Jim Wickwire consiguió subsistir en su segundo intento con solo una bolsa de nylon.

Este alpinista trató de llegar a la altura de seis mil setecientos metros en mil novecientos setenta y cinco, mas lo procuró de nuevo en mil novecientos setenta y ocho acompañado de su colega Louis Reichardt. Esta vez consiguieron llegar a la cima y cuando tomaron fotografías de patentiza, empezaron a descender pronto pues Jim no llevaba un tanque de oxígeno suplementario.

Te puede Interesar  “No quiero ser como ustedes”, dice Niño Genio a diputados mexicanos

En verdad, Jim tampoco llevaba un faro de luz, ni reserva de gas, casa de campaña, agua, ni un saco para dormir. Cuando cayó la noche, se cubrió con una delgada bolsa de nylon y, prodigiosamente, subsistió a la montaña cuyas temperaturas descienden hasta veintiseis grados centígrados en negativo.

Al regresar a la civilización, fue atendido en un centro de salud, donde le advirtieron coágulos de sangre en los pulmones y neumonía. Tras una cirugía de pulmón y la amputación de ciertos dedos de sus pies, Jim se recobró y logró contar su aventura.

7. Rayo de protones directo a la cabeza

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

El accidente del científico ruso Anatoli Bugorski prácticamente semeja salido de una historieta de superhéroes, si bien por desgracia no consiguió ningún poder. Él era un estudioso en el Instituto de Altas Energías en Protvino, Rusia, y en mil novecientos setenta y ocho descubrió una falla en el acelerador de partículas Synchroton U7.

Anatoli tomó sus herramientas y trató de reparar la imperfección, mas mientras que trabajaba, el acelerador de partículas se activó y disparó un rayo de protones de setenta y seis electronvoltio, que pasó tras la oreja del científico y salió por su fosa nasal izquierda. Recibió una descarga de hasta trescientos mil radiaciones ionizantes. No obstante, según lo que parece no le ocurrió nada en ese instante.

Anatoli no afirmó nada del accidente, mas días después, el lado izquierdo de su cara se hinchó y la capa externa de su piel comenzó a desplomarse. Fue atendido en un centro de salud de la ciudad de Moscú y pese al tratamiento, la mitad de su semblante quedó paralizada y perdió su capacidad de audición en la oreja izquierda. Anatoli no consiguió ningún poder de protones, mas prosiguió trabajando y logró finalizar su doctorado en Física.

8. Impacto en un hormiguero

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

¿Qué tienen en común un paracaídas que no funcionó, una caída de doscientos trece metros y doscientos mordidas de hormigas bravas? Que por esos insectos, Joan Murray consiguió subsistir al duro impacto contra el suelo. Ella era una ejecutiva bancaria de cuarenta y siete años a quien le apasionaba el paracaidismo, y en mil novecientos noventa y nueve subió a un aeroplano para lanzarse a los aires en Carolina del Norte, E.U..

Al llegar a una altura de cuatro mil cuatrocientos diecinueve metros, Joan brincó y gozó de la caída libre hasta el momento en que empezó el horror. Su paracaídas no se abría y iba a una velocidad de cuando menos ciento veintiocho quilómetros por hora. Alcanzó a recortar el cordón imperfecto y tirar de la cuerda de emergencia; el paracaídas se abrió a solo doscientos trece metros del suelo.

Aparte de estrellarse contra el suelo, tuvo la mala suerte de aterrizar justo sobre un nido de hormigas bravas. Si bien estaba inconsciente, los insectos la mordieron unas doscientos veces antes que la rescataran. Estuvo en coma a lo largo de un par de semanas en un centro de salud, le hicieron veinte cirugías reconstructivas y diecisiete transfusiones de sangre.

Los doctores estiman que fue por las mordidas de las hormigas que consiguió subsistir, pues de esa forma, su corazón prosiguió en movimiento. Joan pasó 6 semanas internada y de milagro pudo estar de nuevo de pie. Probablemente no volvió a practicar paracaidismo, ¿o bien sí?

9. Perdida en el bosque con su perro

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

Los bosques de Siberia son el hábitat natural de grandes osos y manadas de lobos fieros, y pese a ser un entorno tan hostil, la pequeña Karina Chikitova, de solo 3 años de edad, consiguió subsistir y ser salvada tras estar perdida a lo largo de 4 días.

El veintisiete de julio del dos mil catorce, el padre de la pequeña salió a trabajar y así como su can Naida lo prosiguieron sin que se diese cuenta. Mas sin guía ni rumbo, la pequeña y su mascota se perdieron y terminaron deambulando el bosque Taiga, de Siberia.

La mamá de Karina pensaba que estaba con su papá y su padre Rodion pensó que estaba con su madre. Pasaron 4 días hasta el momento en que se volvieron a ver y se percataron de que la pequeña se había perdido. Entonces empezó la tarea de busca, mas no conseguían localizarla.

9 días después, el can Naida consiguió retornar a casa y trajo de vuelta la esperanza de que la pequeña estaba cerca. Se acentuaron los trabajos de rescate y fue hasta el onceavo día que hallaron a Karina, sin daño y oculta en la yerba. La pequeña de 3 años había subsistido tomando agua de un río y comiendo bayas silvestres.

10. Un piloto fuera de cabina

10 Personas que sobrevivieron de milagro segunda parte

En mil novecientos noventa, el vuelo cinco mil trescientos noventa de British Airways despegó desde el aeropuerto de Birmingham y cuando la nave llegó a una altura de siete mil metros se escuchó un fuerte estrépito en la cabina de los pilotos. El asistente de vuelo Nigel Ogden entró para descubrir qué sucedía y descubrió que 2 parabrisas fueron destruidos por la descompresión y que el capitán Tim Lancaster era absorbido fuera del aeroplano.

Nigel alcanzó a sostener a Tim por las piernas, mas la mayoría del cuerpo del conduzco estaba fuera de la cabina al tiempo que el copiloto Alastair Atchison empezaba un descenso de urgencia en el aeropuerto de Southampton.

Para cuando consiguieron aterrizar, el conduzco Tim ya tenía una fractura en el brazo y muñeca derechos, hematomas en todo el cuerpo y había sufrido de congelación severa. Nigel asimismo tenía congelación, un ojo lesionado y el hombro luxado. Por fortuna, los dos subsistieron y se recobraron.

La investigación siguiente descubrió que los parabrisas se habían instalado solo veintisiete horas ya antes del vuelo y, lo peor, los pernos que les pusieron eran más cortos con lo que la instalación estaba imperfecta y no aguantó la presión del aire. Por tales razones siempre y en todo momento se deben continuar con perfección todas y cada una de las instrucciones al acoplar cualquier cosa y, en especial, un medio de transporte que lleva a personas.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información