10 Señales pequeñas que podrían indicarte que estás viviendo bajo mucho estrés

Vivimos instantes agobiantes hoy día, sea en la vida hogareña, o en el trabajo, las relaciones o bien las labores pendientes y a eso súmale la pandemia; es totalmente comprensible que te sientas un poco apabullado.

Sobre todo ahora que vivimos repuntes en contagios y muertes debido al coronavirus, varias personas en el mundo entero se sienten preocupados, tanto con lo que está empezando a afectar nuestra salud mental, puesto que el agobio excesivo o inmanejable puede afectarnos física y mentalmente, provocando inconvenientes más fuentes, como depresión y ansiedad.

Muchas personas no saben de qué forma identificar indicadores de agobio, puesto que estos se presentan de forma diferente y muy frecuente los pasamos por alto. Hoy traemos a una lista de comportamientos y factores que pueden apuntar estrés, como ciertos consejos para soportarlo.

1. Sentirse irritable o impaciente

Es natural sentirse frustrado cuando las cosas no salen como uno espera o bien se está agotado, pero si el sentimiento de impaciencia o irritabilidad es persistente puede ser un indicador de estrés, singularmente si no parece haber una causa real para tu mal genio. Si te incomodan las cosas pequeñas, te sientes inquieto y también incapaz de relajarte, procura practicar ejercicios de respiración o de atención plena o bien procura imaginarte a ti en un sitio sereno.

2. Te resulta difícil tomar resoluciones

Día tras día está repleto de resoluciones, desde el momento en que te levantas hasta el momento en que te acuestas, debes escoger qué desayunar, por que camino dirigirte al trabajo, de qué forma manejar tus relaciones personales, entre otras muchas cosas. Muchas de estas elecciones con frecuencia se toman sin pensarlo mucho, Pero si de súbito te encuentras batallando por decidir entre una u otra cosa, puede ser por el hecho de que tu mente esté preocupada por un tema que te tiene muy intranquilo.

Quizás decidir entre cereal de chocolate o integral no te afecte en tu día, pero si es una resolución grande la que está ocasionando el estrés, puede merecer la pena tomarte un tiempo para meditar más a fondo en el tema y concentrarte en ello antes que empiece a afectar en otros aspectos de tu vida.

3. Morderte las uñas

Si eres de los que muerde sus uñas en lugar de cortarlas, seguramente esto no aplica en ti, pero si empiezas a morder tus dedos siendo que ya antes los cuidabas, es un cambio en tu comportamiento que claramente podría apuntar estrés.

La cuestión es que morderse las uñas es muy fácil de hacerlo de manera inconsciente, singularmente si estás distraído mirando la tele o bien examinando tu teléfono. Posiblemente al comienzo no aprecies que lo haces, pero procura reconocer signos como ese para ayudar a identificar cuando estés estresado por algo.

4. Pellizcar o rascar con fuerza tu piel

De forma afín a morderse las uñas, el pellizcar tu piel asimismo es una forma de ocupar tus manos mientras que tu mente está en otra parte, seguramente pensando en lo que sea te tenga agobiado. Estos 2 comportamientos (morder las uñas y pellizcar) van de la mano con la sensación de inquietud y también señalan que seguramente no vas a poder concentrarte verdaderamente hasta el momento en que te encares a la fuente de tu estrés.

Siempre y en toda circunstancia es recomendado el ejercicio físico, preferentemente al aire libre, para ayudar a lidiar con el estrés, de esta manera para pasar tiempo en la naturaleza. Tomarse el tiempo para salir y hacer ejercicio es particularmente esencial a lo largo del encierro, en tanto que puede ayudar a restaurar la sensación de normalidad y recordarte que hay vida más allá de las paredes de tu hogar.

5. Apretar la quijada o rechinar los dientes

Apretar la quijada es una de esas cosas que no notas que haces hasta el momento en que tomas la resolución de detenerte. Posiblemente no aprecies que te duele la quijada mientras que haces fuerza al apretarla, y sientas un alivio cuando la relajas, no obstante, en muchas de las ocasiones no vas a poder identificar cuando empezaste a hacerlo.

Apretar o bien rechinar los dientes puede acontecer mientras duermes, lo que desafortunadamente está fuera de nuestro control. No obstante, es un indicador de estrés, con lo que debes tratar de descubrir qué te pone deseoso para evitar que lo sigas haciendo.

6. No puedes concentrarte

Es posible que estés sentado en frente de la tele o dándole una repasada al Instagram cuando de pronto “vuelves en sí” y te das cuenta que no pusiste atención a nada de lo que hacías. Es posible que tu mente divague en el trabajo o bien de forma frecuente te distancies de las conversaciones con amigos y familia.

Aunque, posiblemente lo que estés diciendo no sea tan interesante, asimismo tu mente te siga recordando ese tema que todavía no has resuelto. Para estos casos, lo mejor que puedes hacer es ajustar la manera en que organizas tu tiempo, esto te va a ayudar a sentirte más en control de tus labores y pendientes. Te invitamos a hacer listas, abordar una sola cosa al unísono y efectuar una por una tus labores al día.

7. Comes demasiado o de menos

Esto no se trata de no poder resistirte a comer, sino te encuentras haciéndolo de forma inconsciente e incesante, sin poder frenar la idea de otro mordisco pese a ya haber comido demasiado. Esto podría sugerir que tu psique ha tomado el control de tu estómago y está ocasionando estragos en tu hambre. Asimismo se da del revés, así es, te encuentras tan clavado en tus inconvenientes que olvidas por completo hacer tus comidas a tiempo y lo dejas pasar, afectando tu desempeño.

Estar físicamente saludable va de la mano con estar mentalmente bien, con lo que es esencial intentar comer algo nutritivo que te ayude a estar alerta y te deje enfrentar cualquier reto mental o bien físico. Efectuar actividad física asimismo va a aumentar tu hambre y te va a ayudar a despejar tu mente.

8. Te sientes inquieto o atemorizado

Cuando tienes esa sensación de preocupación o pánico que te revuelve el estómago, pero no sabes precisamente porqué, podría señalar que estás bajo estrés por alguna razón esencial. Esta sensación puede afectar tu hambre y te hace tener complejidad para concentrarte. Lo mejor es abordar la fuente de ese estrés y también procurar darle fin de una vez por todas. La práctica de ejercicios de respiración puede ayudara suprimir el nerviosismo.

9. Tienes complejidad para dormir o te despiertas en la noche

Lo sé, a mí asimismo me molesta el sentir que tengo mucho sueño, ir a dormir y, tan pronto como mi cabeza golpea la almohada, empezar a darle vueltas a labores y pendientes que debo efectuar, mensajes que olvidé contestar y todas y cada una de las cosas vergonzosas que hice alguna vez en mi vida. Al unísono, es imposible no sentirte deseoso por pensar que no vas a dormir lo suficiente, lo que añade otra preocupación a la lista. La carencia de sueño puede hacer que te sientas fatigado y también inútil de concentrarte, lo que más tarde afectará tu vida rutinaria y provocará más inconvenientes.

Oir música puede distraerte de esos pensamientos alarmantes. Hacer una lista de labores pendientes asimismo puede ayudarte a organizar tus pensamientos y te dejará sentirte menos agobiado.

10. Padeces de cefaleas

Los cefaleas pueden ser ocasionados por múltiples factores, con lo que puede ser simple pasar por alto aquellos ocasionados por el estrés. No obstante, es esencial rememorar que son un indicador de preocupación latente. Este sentimiento puede deberse a que necesitas pensar en múltiples cosas al unísono o bien de forma profunda un tema que te preocupa.

Al tiempo puede parecer tal y como si todos tus pensamientos estuvieran dando vueltas y no pudieras enfocarte solo en uno, lo que lleva a una sensación de carga y pesadez en la cabeza. Enfoca tu atención en una labor al unísono y también procura no hacer demasiadas cosas que puedan agobiarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información