8 Terribles errores que algunas empresas han cometido por un capricho y les costó demasiado caro

8 Terribles errores que algunas empresas han cometido por un capricho y les costó demasiado caro

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho El planeta empresarial es maligno y muy competitivo, de ahí que no se debe desperdiciar ninguna ocasión a fin de que tu producto o bien servicio sobresalga del resto. No solo es suficiente con diseñar estrategias promocionales comunes, en ocasiones los jefes deben tomar ciertas resoluciones que en su instante podrían parecer fallos, mas el más grande sería quedarse con la duda.

Estos son ciertos fallos más grandes que las compañías han cometido y que les costaron grandes pérdidas. Solo por no haber tomado la resolución correcta…

1. United Airlines y la guitarra rota de Dave Carroll

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

En dos mil ocho, el músico de country Dave Carroll tomó un vuelo de Halifax a Omaha, en Nebraska. A lo largo de una escala en la ciudad de Chicago, el músico escuchó a uno de los pasajeros mentar que los cargadores de equipaje estaban manejando de forma brusca las maletas y, al llegar a su destino, descubrió su guitarra Taylor de tres mil quinientos dólares americanos gravemente dañada. Carroll presentó una reclamación en el aeropuerto, mas le notificaron que no era seleccionable para una indemnización por el hecho de que no hizo el reclamo en las veinticuatro horas.

Tras 9 meses de indiferencia por la parte de la compañía aérea, el asimismo músico escribió una canción titulada United Breaks Guitars, que en castellano se traduciría a “United quiebra guitarras”, una evidente pedrada a lo que había sucedido con su Taylor. El músico subió el vídeo a YouTube en dos mil nueve y inmediatamente se volvió viral, consiguiendo un millón de vistas en solo 3 días y quince millones para agosto del dos mil quince.

Solo de esta manera, el directivo y gerente de United Airlines ofreció una excusa y dio una compensación de 3 mil dólares americanos a Carroll. La compañía aérea padeció grandes pérdidas económicas y en su reputación. Para corregir su fallo, donaron miles y miles de dólares estadounidenses al Instituto de Jazz Thelonious Monk, mas ya era muy tarde para corregirlo.

2. El día que M&M’s no quiso aparecer en E.T.: El extraterrestre

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

En mil novecientos ochenta y dos, Mars, Inc. rechazó la oferta de incluir a los conocidos M&M’s en la película de Steven Spielberg pues los ejecutivos pensaban que el personaje primordial del filme atemorizaría mucho a los pequeños y no deseaban estar implicados.

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Su contendiente, Hershey, fue contactado para incluir las Reese’s Pieces y admitieron de manera inmediata. Imagínense, era el mismísimo Spielberg. En la película, Elliott, de diez años, deja caramelos Reese’s para captar Y también.T. a su casa. La película fue un éxito rotundo y la venta del producto aumentó un sesenta y cinco por ciento. No solo eso, Hershey no debió abonar por la incorporación de la película y aún accedieron a promocionarla en sus productos a cambio de un millón de dólares estadounidenses.

3. eBay en China y sus malas decisiones

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

En dos mil tres, cuando eBay se lanzó en China como “eBay EachNet”, Alibaba lanzó su lugar de subastas llamado “Taobao”. Los primeros gastaron prácticamente cien millones de dólares americanos en una campaña beligerante para dominar el mercado a través de la firma de derechos exclusivos con los primordiales portales para bloquear anuncios de Taobao y propagar los suyos, mas poco le importó a Alibaba, puesto que , a sabiendas de que la mayor parte de las personas veía TV en lugar de emplear internet, se promocionaron en los primordiales programas de China.

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

No solo eso, puesto que al paso que eBay cobró a los vendedores por publicar sus productos, en la competencia era sin costo. Además de esto, se daba flexibilidad al vendedor y cliente del servicio. Para marzo de dos mil seis, Alibaba tenía una participación de mercado de sesenta y siete por ciento en concepto de usuario, al paso que la de eBay redujo al veintinueve por ciento, lo que provocó que retirara sus operaciones en China de forma terminante.

4. Excite, la empresa que rechazó comprar a Google

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Fundada en mil novecientos noventa y cuatro, Excite es una compilación de sitios y servicios on-line que llegó a ser considerada una de las marcas más reconocidas en Internet en la década de los noventa, puesto que daba una extensa pluralidad de contenido que incluye noticias, tiempo, es motor de busca, correo basado en web, correo instantánea, entre otras muchas cosas. En mil novecientos noventa y ocho, tras padecer una pérdida de 30.2 millones de dólares estadounidenses, Excite fue adquirida por Home Networks.

En mil novecientos noventa y nueve, los entonces estudiantes graduados de Stanford, Sergey Brin y Larry Page, sintieron que Google les estaba tomando bastante tiempo de estudio, conque le ofrecieron a Excite adquirir su creación por un millón de dólares americanos, mas estos rechazaron la oferta. En el mes de octubre de dos mil uno, Excite se declaró en quiebra y si bien fue comprada por otras empresas para remozarla, para ese entonces Google y Yahoo! ya estaban en el mercado y, ocasionalmente, la creación de Brin y Page se transformó en una compañía de ciento ochenta mil millones de dólares americanos. Todo por no tomar la resolución adecuada.

Te puede Interesar  Un error ortográfico le costó a este Hacker ¡870 millones de dólares!

5. El empresario que mandó su negocio a la ruina por un mal comentario

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Ratners Group era un conjunto de tiendas en G. Bretaña y USA que se caracterizaba por sus carteles color naranja fluorescente que anunciaban descuentos y si bien los productos se consideraban de mal gusto, eran populares entre el público. Mas todo se fue al caño a lo largo de su alegato en una conferencia del Instituto de Directivos en el Royal Albert Hall el veintitres de abril de mil novecientos noventa y uno, donde, haciéndose el graciosito, dijo:

La gente dice: ‘¿De qué forma se puede vender esto por un coste tan bajo?’ Yo digo: ‘Porque es una mi*rda total.

Además de esto, añadió que dos aretes eran “más asequibles que un emparedado de mariscos, mas que seguramente tampoco durarían mucho”. Sus comentarios hicieron que el Conjunto cayese de la gracia del público y fue despedido del corporativo. Su metida de pata se transformó en un caso en los libros de texto de por qué razón los directivos ejecutivos debían charlar de manera cuidadosa. Aun, al prácticamente colapso de una compañía por las creencias de sus jefes tiene por nombre “Efecto Ratner”.

6. Kodak mantuvo en secreto su cámara digital y le ganaron el mandado

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Kodak desarrolló una de las primeras cámaras digitales en mil novecientos setenta y cinco, mas lo sostuvo en secreto por miedo a conminar la industria de la fotografía equivalente. Conforme pasó el tiempo, la compañía no encaró la presión de las tecnologías de la competencia, puesto que proseguían pensando que la gente preferían las cámaras tradicionales y que absolutamente nadie desearía las propuestas tecnológicas del mercado. Tras una caída en ventas de películas en dos mil uno, Kodak aguardaba regresar a liderar el mercado a través del marketing violento de sus cámaras digitales. Consiguieron asegurar el segundo sitio en ventas en EE.UU., con Sony primeramente, mas para conseguirlo debieron perder sesenta dólares americanos por cada cámara vendida.

Kodak asimismo invirtió muchos recursos en estudiar a los clientes del servicio y descubrió que a muchos usuarios de cámaras digitales les resultaba bastante difícil compartir las fotografías que tomaban en sus computadoras. Utilizaron esto como una ocasión para desarrollar múltiples productos de soporte renovadores, como una base de impresión. Estos productos dieron un respiro, mas Kodak ya había llegado demasiado tarde y no podía competir con las compañías asiáticas. En dos mil diez, Kodak estaba en el séptimo sitio tras Canon, Sony, Nikon y otros hasta el momento en que, por último, las cámaras digitales independientes fueron sustituidos por cámaras de teléfonos inteligentes.

7. El día que Blockbuster no quiso comprar Netflix

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Netflix se creó en mil novecientos noventa y siete en el momento en que un usuario de Blockbuster, Reed Hastings, fue a devolver Apollo trece con 6 semanas de retraso y descubrió que ahora debía abonar cuarenta dólares estadounidenses de multa. Eso le dio la idea de empezar su empresa donde el usuario podía abonar una tarifa fija al mes y ver “tanto como quisiera”. En dos mil, Hastings se aproximó a Blockbuster para vender su empresa por cincuenta millones de dólares estadounidenses, mas fue rechazado. En dos mil cinco, Blockbuster encaró una polémica y fue investigada, en tanto que a los clientes del servicio se les cobraba de manera automática el coste total de adquiere de los alquileres retrasados ​​y una tarifa de reabastecimiento para los alquileres devueltos tras treinta días.

En dos mil dos, Blockbuster encaró una demanda afín que se resolvió pagando novecientos 9.25 millones de dólares estadounidenses en abogados y ofertando cuatrocientos cincuenta millones en cupones de reembolso de cargos por pagos retrasados. En dos mil trece se anunció el cierre de muchas tiendas alrededor del planeta y pronto se declararon en ruina. En lo que se refiere a Netflix… bueno, no es preciso que les cuente, ¿cierto??

8. Cuando los taxistas de Londres protestaron contra Uber

8 Errores que algunas empresas han cometido por capricho

Cuando Uber empezó a operar en la ciudad de Londres, sus primordiales contendientes eran otra empresa afín, Addison Lees, y los conocidos mas costosos taxis negros o bien black cabs. Pronto, la aplicación empezó a ganar cada vez más fama, con lo que los conductores de los taxis negros protestaron contra Uber y dejaron de ofrecer sus servicios para provocar estancamientos en el centro de la ciudad de Londres.

Como la gente todavía precisaba que la llevasen, vieron todo el alboroto y muchos se enteraron de la existencia de Uber, bajaron la aplicación y sus descargas subieron a un ¡ochocientos cincuenta por ciento!, provocando la caída de los taxis negros.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información