El extraño caso de Adam Rainer: el único humano en la historia considerado tanto enano como gigante

El extraño caso de Adam Rainer: el único humano en la historia considerado tanto enano como gigante

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez Durante nuestra vida vamos a conocer a personas con condiciones bastante infrecuentes, mas a absolutamente nadie como Adam Rainer, un hombre austriaco natural de mil ochocientos noventa y nueve cuyo historial médico es bastante atractivo, puesto que es el único hombre en la historia que sufrió acondroplastia y acromegalia al unísono.

Desde su nacimiento hasta la edad adulta, Rainer siempre y en todo momento fue bajo de estatura. No obstante, al cumplir los veintiuno años, empezó a presentar un desarrollo acelerado que lo hizo llegar a medir más de 2 metros. Hoy vamos a contar su historia.

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez

Cuando tenía dieciocho años, Rainer medía apenas 1.37 metros, lo que lo clasificaba como una persona de talla baja, entendiéndose que la acondroplastia en un adulto es de menos de 1.47 metros.

A lo largo de su niñez y una gran parte de su juventud, Rainer fue pequeño y padeció rechazo no solo en la escuela, sino más bien al instante de enlistarse en el ejército para batallar en la Primer Guerra Mundial. Su estatura y debilidad no le dejaron cumplir ese sueño y si bien lo procuró nuevamente a los diecinueve años, cuando medía 1.48 metros, se lo volvieron a negar por el hecho de que no tenía la altura promedio.

Rainer se resignó a que su vida estaría llena de rechazos debido a su estatura, mas todo cambió cuando cumplió los veintiuno años. Desde esa edad, el hombre empezó a presentar un desarrollo increíble y desmandado. A los treinta y dos años, Rainer ya medía más de 2 metros y medio.

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez

Si bien este fenómeno fue sorprendente, asimismo sería la razón por la cual empezaría a presentar graves problemas médicos.

A fines de la década de mil novecientos veinte, cuando Rainer se aproximaba a los treinta años, de pronto perdió el hambre, desarrolló una curvatura en la columna y empezó a presentar complejidad para pasear. Además de esto, quedó prácticamente ciego del ojo derecho y sueco del oído izquierdo.

Los médicos descubrieron un tumor en su glándula pituitaria, la que controla la hormona del desarrollo. Este tumor creaba una sobreproducción hormonal en Rainer. A esta condición se le conoce como acromegalia, la que presenta síntomas muy puntuales como manos y pies ampliados, frente y quijada sobresalientes y dientes más separados de lo normal. Conforme esta clase de tumores medran, pueden comprimir los nervios ópticos, lo que seguramente sucedió en el caso de Rainer y su pérdida de visión.

Te puede Interesar  La rutina de entrenamiento para tener hombros como los de Dwayne ‘The Rock’ Johnson

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez

Según lo que parece, Rainer mostró síntomas de acromegalia muchos años antes que los doctores encontrasen el tumor. No obstante, por su baja estatura, absolutamente nadie lo apreció. Por poner un ejemplo, cuando postuló para el ejército, lo rechazaron por estar chaparrito, mas los médicos no se percataron de que tenía las manos y los pies grandes en comparación con su altura.

Entonces, en mil novecientos treinta, los médicos extrajeron el tumor para procurar detener la sobreproducción de esta hormona. No obstante, había una pequeña posibilidad de que la operación funcionara, pues el tumor había estado medrando a lo largo de diez años. Cuando lo volvieron a medir, unos meses después, la altura de Rainer era exactamente la misma que la precedente, mas su columna se había vuelto más curva, lo que quería decir que, si bien medía lo mismo, su cuerpo proseguía medrando.

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez

Este inconveniente en la columna se volvió tan severo que estuvo recluído a la cama por el resto de su vida y al no poder valerse por sí solo, debió ser aceptado en un residencia de ancianos. Por último, Adam Rainer murió en mil novecientos cincuenta, a los cincuenta y uno años. Si bien no se sabe con certidumbre su medida final, ciertas fuentes aseguran que llegó a medir 2.38 metros.

Las personas con acromegalia acostumbran a tener una esperanza de vida normal, si bien aquellos que no reciben tratamiento viven un promedio de diez años menos, como en el caso de Rainer, quien recibió cuidados demasiado tarde. Y esta fue, varones, la historia del único hombre con acondroplastia que se transformó en un gigante.

Adam Rainer el hombre que era enano y gigante a la vez

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información