La emotiva historia de superación del mecánico brasileño que estudia en las paredes de su taller

La emotiva historia de superación del mecánico brasileño que estudia en las paredes de su taller

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller No es ningún secreto que la confianza que las personas depositaban en la educación, universidades y escuelas no es exactamente la misma de tiempos pasados. Y, para colmo, la educación tampoco es un medio que garantice el ascenso social. Por tal razón, el éxito ya no solo depende de un título, sino más bien asimismo de tus habilidades fuera del campo académico.

No obstante, hay quienes optan por los extremos, esto es, existe gente que se aferra a sus estudios formales, mas asimismo están quienes no le ven ni una utilidad a la escuela y prefieren vivir de su puro trabajo. Por esto, el caso de Vladimir Brito, mecánico que se gana la vida mudando llantas al tiempo que estudia una carrera en Educación Física, es tan valioso, puesto que nos enseña que no hay nada mejor que conjuntar la escuela de la calle o bien de la vida con los estudios universitarios para salir adelante.

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller

En la actualidad, este hombre brasileiro de treinta y cuatro años se halla estudiando su último año de la carrera en Educación Física y se ha costeado sus estudios con mucho esmero y el poco dinero que le deja su oficio de mudar llantas. Además de esto, sostiene a una familia abundante y se encarga de su padre enfermo. No obstante, esto no ha sido ningún obstáculo a fin de que se ponga a estudiar o bien a meditar en un futuro mejor.

El camino de Brito hasta su último semestre no ha sido nada simple, puesto que le han hecho falta herramientas propias de todo universitario, desde libretas hasta una computadora. De cualquier modo, se las ha arreglado para estudiar a distancia con ayuda de su viejo celular y una beca de la AESPI, Asociación de Educación Superior de Piauí.

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller

No obstante, esto le complica mucho el proceso cara su graduación, puesto que en nuestros días se halla haciendo sus prácticas profesionales, sin percibir pago alguno, con lo que le resulta urgente algún apoyo. Además de esto, diferentes instituciones le han ofrecido cursos sin coste en materias como Fisiología Vascular, Bioquímica, Hormonas y Metabolismo, mas no ha podido tomarlas por carencia de equipo computacional.

Te puede Interesar  Pasó 4 días en una jaula para concientizar sobre el maltrato animal; recaudó 200 mil dólares

Brito confía absolutamente en que sus estudios le dejarán progresar su negocio y llevar una vida menos apretada financieramente. Su sueño es poner una tienda de venta de llantas, que le han dado todo cuanto tiene en su vida, puesto que ha trabajado desde los 12 años en talleres. Además de esto, cuando su padre enfermó en dos mil nueve, debió hacerse cargo del negocio.

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller

El caso de Brito se volvió viral no solo por su gran necesidad y empeño, asimismo por las fotografías de las paredes de su taller-oficina, puesto que estas tienen todos y cada uno de los apuntes que hace al estudiar o bien al solucionar inconvenientes. Este especial recurso debió incorporarlo cuando se percató de que los clientes del servicio temían interrumpir sus estudios al verlo concentrado en su libreta y se iban.

Me percaté de que emplear la libreta amedrentaba un tanto a los clientes del servicio, que llegaban, me miraban estudiando y afirmaban que no deseaban molestar, que volverían después. De ahí que comencé a emplear las paredes, que aparte de no atemorizar a los clientes del servicio, consigo estar siempre y en todo momento mirándolos y mirando el material.

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller

Las paredes garabateadas que muestran una bonita letra escolar de Brito al lado de dibujos anatómicos le han hecho ganarse el apodo de “El Montaigne Brasileño”, por el pensador francés Michel de Montaigne, quien se encerró en su casa y escribió sus pensamientos por todas y cada una de las paredes y el techo. De todas y cada una formas, Brito no deja de lado su humildad y espera ejercer las dos profesiones, la de mecánico y terapeuta físico, para asistir a la gente que lo ha ayudado a estudiar.

En el momento en que me gradúe, pretendo sostener las dos profesiones. Deseo honrar a mis clientes del servicio, sin ellos no habría universidad y deseo asistir a la gente mediante la educación física.

Brasileño estudia su carrera en las paredes de su taller

Brito se graduará próximamente, con lo que se ha creado una campaña para asistirlo, con una meta de dos mil quinientos dólares americanos en el lugar Razoes, el que puedes visitar para asistir a este gran humano que todavía cree en el valor del estudio.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información