Encontró una botella con un mensaje de 1926 y halló a la hija del hombre que la escribió para dársela

Encontró una botella con un mensaje de 1926 y halló a la hija del hombre que la escribió para dársela

Capitana de barco recupera mensaje en botella de 1926 En pleno siglo veintiuno, donde una gran parte de la comunicación se hace mediante medios digitales, aún hay personas que hallan botellas en el mar con cartas y mensajes escritos hace prácticamente cien años.

Eso fue lo que halló Jennifer Dowker, la capitana de un navío que practicaba buceo en el río Cheboygan, en Michigan. Ella limpiaba el cristal de su navío con fondo de vidrio, el Yanqui Sunshine, cuando descubrió esta pequeña botella de color verde, cerrada con un corcho y con un pedazo de papel adentro.

Capitana de barco recupera mensaje en botella de 1926

Cuando salió a la superficie apreció que el corcho estaba dañado y prácticamente 3 cuartas unas partes de la botella estaba llena de agua. De forma cuidadosa quitó el corcho, vació el agua y usando unas pinzas delgadas consiguió salvar el pedazo de papel para desplegarlo en una mesa. Esto es lo que estaba escrito:

¿Podría la persona que halle esta botella devolver este papel a George Morrow, Cheboygan, Michigan, y decir dónde lo halló?

El mensaje estaba realmente bien preservado pese a haber estado en contacto con el agua. Además de esto, Jennifer quedó impresionada al ver que era antiquísimo, puesto que el papel tenía escrito el año mil novecientos veintiseis.

Capitana de barco recupera mensaje en botella de 1926

Capitana de barco recupera mensaje en botella de 1926

Al comienzo no pensó que podría hallar a alguna persona relacionada con el creador de este mensaje, mas publicó fotografías en el perfil de Fb de su negocio de viajes, Nautical North Family Adventures, y consiguió una contestación.

La hija de George Morrow se puso en contacto con la capitana y le afirmó que la letra se parecía a la de su papá, quien en esos años debió tener unos dieciseis o bien diecisiete años. Además de esto, contó que mandar mensajes en botellas es una cosa que acostumbraba a hacer.

Encontró una botella con un mensaje de 1926 y halló a la hija del hombre que la escribió para dársela

El mensaje le fue devuelto a la hija del autor y ahora va a enmarcarlo al lado de una foto de su padre en sus tiempos de juventud. Pasaron noventa y cinco años a fin de que este mensaje fuera recuperado del agua.

Te puede Interesar  Los perros pueden detectar el coronavirus, asegura un estudio; cada vez nos sorprenden más

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información