Chicharrón de puerco bañado en oro, la receta que se volvió una sensación en un restaurante colombiano

Chicharrón de puerco bañado en oro, la receta que se volvió una sensación en un restaurante colombiano

Chicharrón bañado en oro el platillo de moda en Colombia Se deja la piel de cerdo bañada en salsa esmeralda, ahora es salsa de oropel. La verdad es que es un platillo creado en Bogotá, Colombia, y está restallante cubierto y rociado de oro.

El plato está ocasionando revuelo en la urbe y en las redes, donde se ha vuelto viral. El invento de esta preparación es el chef Juan Carlos Sánchez, quien afirmó que el plato estaba concebido para marcar la historia del comensal y dejarle festejar una data singular.

Chicharrón de puerco bañado en oro, la receta que se volvió una sensación en un restaurante colombiano

Cualquiera que lo haya probado describe la costra de cerdo bañada en oro como un comestible excéntrico mas exquisito, ya que la costra de cerdo siempre y en toda circunstancia es exquisita. Cada porción de chicharrón está cubierta con veinte láminas de oro comible de veinticuatro quilates, importado de India y USA.

El chef Juan Carlos nombró a su creación culinaria Chicharronuda en oro llameante, y su brillo es lo que cautiva a todos en la urbe. Cada plato cuesta cuarenta dólares americanos y tiene mucho éxito, como solicitan bastantes personas que visitan el restaurante "Casa Salvaje".

Chicharrón de puerco bañado en oro, la receta que se volvió una sensación en un restaurante colombiano

La chicharronuda, como la llama el chef, se cuece en el horno a lo largo de muchas horas, lo que significa que la carne conserva todos y cada uno de los jugos naturales y aliños que se le inyectan. Cuando por último sale del horno, se lleva a la mesa del comedor y se enciende con la ayuda de Jack Daniels.

El chef Juan Carlos insiste en que el plato es más que un precioso brillo, puesto que afirma que es un laboratorio de sabores, donde intervienen diferentes procesos de cocción y una fórmula realmente bien definida. Según él, para conseguir el increíble color y textura que adquiere la piel de cerdo, se cuece a doscientos treinta grados con un treinta% de vapor.

La carta de este restaurante siempre y en toda circunstancia procura ofrecer algo original y, conforme el chef, procura que todos puedan probar su creación. En la actualidad su costo es alto, mas el chef Juan Carlos cree que entonces puede transformarse en un plato alcanzable para todos.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información