Dos mujeres en Florida se disfrazan de abuelitas para recibir vacuna contra el COVID-19

El coronavirus no ha dejado de dar de qué hablar desde el instante en que se declaró alarma mundial, y lo mismo pasa con la aplicación de la vacuna contra esta enfermedad, puesto que asimismo es objeto de múltiples noticias, como la que vamos a ver ahora.

Todos deseamos que las cosas empiecen a cambiar y si bien poquito a poco se han ido reanudando las distintas actividades a las que estábamos acostumbrados ya antes de la llegada del covid-19, somos conscientes de que todavía podemos contagiarnos del virus. Por tal razón aguardamos ser vacunados cuanto antes.

Tal es el caso de Olga Monroy-Ramirez y Martha Vivian Monroy, de 44 y 34 años, quienes no son aspirantes a la vacuna debido a su edad, puesto que la prioridad de momento es para los adultos mayores de 65 años, personal de residencias de ancianos, trabajadores de la salud y de las instalaciones de vida asistida.

Supuestamente, estas 2 mujeres ya habían recibido la primera dosis de vacuna contra el covid-19 pues se presentaron en el puesto de vacunación disfrazadas de abuelitas: llevaban puestos gorros, guantes y lentes, con los que engañaron a los trabajadores de la salud. No obstante, no pudo ser posible una segunda vez, puesto que este miércoles 17 de febrero fueron descubiertas en el Centro de Convenciones del Condado de Orange en Florida, y el doctor Raúl Espino, directivo de esta corporación, hablo al respecto.

 

Asi que el miércoles nos percatamos de que dos señoritas vinieron disfrazadas de abuelas para vacunarse, la segunda vez. Con lo que no se de qué forma lo consiguieron la primera.

-Espino

Las señoras fueron captadas por una de las cámaras anatómicos que portan los oficiales que están al pendiente de quién entra y sale del centro de vacunación. En el vídeo se aprecia a las 2 mujeres siendo confrontadas y tachándolas de ególatras. Además de esto, es posible percibir al oficial de policía demandarles que le han robado la vacuna a personas que la necesitan más y que hasta pensaban recibir su segunda dosis.

Al final, las 2 mujeres se retiran del sitio con una advertencia policial y una amenaza de ser detenidas si volvían a ese centro de vacunación o bien a cualquier otro a procurar percibir la segunda dosis de la vacuna.

Periódicos como el New York Times anunciaron que una vez que las personas mayores aguardaron a lo largo de días para tener noticias sobre una cita de vacunación después de haber mandado peticiones a fin de que la vacuna en Florida fuera “gratuita para todos”, no se llegó a muchos pactos al respecto. Quizás la información fue sesgada, lo que sí es esencial remarcar es que debemos respetar las prioridades, puesto que hay que rememorar que literalmente todo el planeta está aguardando percibir vacunas y el abasto de estas es una cosa que no ha sido muy fluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información