El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

El culto del mango dorado durante la revolución cultural en China Desde la antigüedad, las frutas y los comestibles se han considerado elementos ofrecidos a los dioses y a los fallecidos. El alimento es sagrada y si bien, por norma general, es solo un homenaje o bien deferencia a las deidades, señala el vínculo entre el dios y su pueblo, como la vida, que en la tradición cristiana representa al pueblo de Israel o bien, más casos, complejo. , atún, que es el corazón ofrecido por los aztecas a los dioses.

En mil novecientos sesenta y ocho, en medio de la revolución cultural china, un ademán del líder Mao Zedong fue tomado con total adoración y religiosidad por los trabajadores de la recién fundada República Popular China. Zedong les dio unas mangas, que el presidente de Pakistán, a su vez, entregó a ciertos trabajadores, para quienes el obsequio representaba la gentileza con la que el líder pensaba en el pueblo. Y de esta manera empezó la fiebre del mango dorado.

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

Esta ofrenda fue vista como un acto paternal, y pronto el manga llegó a ser visto como una extensión o bien presencia simbólica de Zedong. El mango como fruta llegó a ser reverenciado y apreciado por simpatizantes marxistas y adquirió un halo místico y religioso que simbolizaba exactamente la unión del pueblo chino con su presidente.

La donación fue efectuada por Mao a trabajadores de la Universidad Tsinghua en Pekín, por haber controlado las quejas de los estudiantes que se apoderaron de la corporación. La Revolución Cultural fue el intento de Zedong de actualizar China y combatir contra el conservadurismo y la historia imperial de la nación. Para hacer esto, se incitó a los campesinos y a los jóvenes a destruir tesoros viejos y documentos históricos. Además de esto, se creó una enorme división entre las clases malas (clases medias, burguesía) y las clases buenas (campesinos).

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

Como era de aguardar, el manga se ha desconcertado, ya que una fuerte campaña de publicidad se ha cernido sobre el pueblo chino desde la capacitación de la República Popular China en mil novecientos cuarenta y nueve. La revolución se dedicó eminentemente a encauzar costumbres y tradiciones, libros, enseñanzas y expresiones artísticas en relación a los ideales marxista-leninistas de Mao Zedong, en consecuencia, desde el comienzo, la figura de Zedong fue objeto de una enorme mitologización, en la que aun se le equiparó con el sol.

Te puede Interesar  10 Objetos asombrosos que seguimos usando y son inventos mucho más antiguos de lo que creías

El experimento de adoctrinamiento masivo que se había desplegado en China era de una magnitud increíble y era la labor primordial del gobierno a su vez. Para esto emplearon una enorme estrategia mediática y sociable como: Agitación oral, sistema de megafonía que llega a prácticamente todas las urbes, creación de una estación de radio para movilizaciones militares, un sistema telefónico para temas oficiales, una red de exhibición. películas, folletines de noticias internacionales, tablones de anuncios con lemas breves, creación de un departamento de publicidad, periódicos sindicales y servicios de prensa de la Agencia de Noticias de Nueva China.

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

Curiosamente, el manga llegó a ocupar el sitio religioso que la propia Guarda Roja de Mao había atacado al destruir pagodas, templos y manuscritos viejos. El vacío dejado en las personas por el adoctrinamiento y la destrucción de su pasado se ha llenado con el mango. La historia personal de Mao fue encomiada en abundantes textos, carteles, películas y se transformó de esta manera en el centro de un nuevo culto y apoyo de la República Popular China.

La fiebre del mango dorado duró dieciocho meses, instante en el que se adoraba la fruta como reliquia, ya que los trabajadores la preservaban en formaldehído, aparecían en grandes desfiles en las fiestas patrias y se efectuaban réplicas rituales de cera. Además de esto, se creó una línea de mercaderías relacionadas con las frutas, tal y como si fuesen Marvel o bien Guerra de las estrellas.

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

Esta extraña mezcla religiosa y propagandística que se fundamentaba en el manga llegó a su fin cuando los crecientes enfrentamientos por el autoritarismo, la fiero prosecución de los disidentes, la tortura, la falta de confianza y el tedio del pensamiento unilateral llegaron a su límite hasta desembocar en fieros enfrentamientos. interno. Además de esto, quienes participaron en este culto jamás supieron que a Mao no le agradaba el manga.

La Revolución Cultural acabó en mil novecientos sesenta y nueve, y en ese instante, los enfrentamientos entre Mao y otros líderes próximos se habían hecho evidentes. Ciertos piensan que esta guerra cultural se desató para machacar a sus contrincantes. Con su muerte en mil novecientos setenta y seis, los reformistas tomarían el poder en China y la historia del manga sería una prueba de la amplitud y fuerza de los medios de comunicación al servicio del poder.

El peculiar culto de venerar a un mango que surgió durante la revolución cultural de China

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información