Esta es la historia que inspiró la película Sexto Sentido

Esta es la historia que inspiró la película Sexto Sentido

Esta es la historia que inspiró la película Sexto Sentido Sexto sentido es una de las películas sobrenaturales más sorprendentes de los últimos tiempos. Su trama bien elaborada y el sorprendente final que nos dio son únicos y también imborrables. Además de esto, hay efectos singulares, espectros y el enorme trabajo de Haley Joel Osment y Bruce Willis, que nos puso la piel de gallina con sus actuaciones.

Lo que no bastante gente sabía de esta película es que se fundamenta en hechos reales. Estos fueron vistos por el director de cine indio M. Night Shyamalan, quien escribió la historia de un pequeño inadaptado, que es tratado por un sicólogo infantil.

Descubre la verdadera historia que inspiró la película.

En la película, se nos cuenta que el pequeño protagonista asiste al sicólogo para tratar cuestiones sociales que le impiden relacionarse con el resto. Mas poquito a poco nos damos cuenta de que el auténtico inconveniente es el incesante acoso que padece por la parte de los espectros que no pueden pasar al más allí.

Bueno, esta trama puede parecer que brotó de una historia o bien de la imaginación de alguien, mas realmente está inspirada en una serie de acontecimientos que el director de cine Shyamalan ensayó cuando era pequeño.

Descubre la verdadera historia que inspiró la película.

El directivo aceptó en entrevistas que de pequeño era exageradamente tímido, la obscuridad y los espacios cerrados lo amedrentaban. Estos temores están capturados en la película, mas su mayor inspiración procedió de una anécdota que vivió cuando tenía doce años. Al retornar de una excursión familiar, hallaron la puerta de su casa abierta. Sus progenitores pensaron que era un ladrón, mas su imaginación lo llevó a pensar que era algo paranormal.

Te puede Interesar  ¡Kristen Stewart con acento inglés! Sale el primer adelanto de ‘Spencer’

Shyamalan estaba aterrado y todo empeoró cuando su padre le mostró una fotografía de una persona espantosa y le afirmó que "eso" lo estaba aguardando bajo su cama. Esta gracieta le provocó un temor recurrente, siempre y en todo momento tuvo la sensación de que una entidad estaba aguardando su llegada. Mas el auténtico culpable de que la puerta estuviese siempre y en todo momento abierta fue Adam, el cánido de la familia.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información