Encontró a su madre que hace 35 años lo dio en adopción y la sorprendió

Encontró a su madre que hace 35 años lo dio en adopción y la sorprendió

Hombre sorprende a su madre biológica en pleno maratón Esta historia empezó hace 35 años, en el momento en que una mujer de Pittsburgh, EE. UU., Dio a su hijo en adopción por carencia de recursos económicos y una casa digna para ofrecerlo.

Tras unos años, trató de procurarlo, mas el expediente de adopción de su hijo se perdió a lo largo de una inundación que destrozó hogares, escuelas y centros de salud de la urbe. Pese a esto, jamás perdió la fe y años después ... su sueño se hizo realidad a lo largo de una maratón.

El destino los apartó a lo largo de mucho tiempo

Madre e hijo en un maratón;  Hijo sorprende a madre biológica en maratón después de 35 años

Con solo quince años, Stacey Faix de Pittsburgh dio a luz a un bebé, que tuvo que dar en adopción por el hecho de que no tenía suficientes recursos económicos para sostenerlo. La resolución fue exageradamente bastante difícil, mas no podía permitirse arrastrar a este chaval a una vida llena de contrariedades.

Este bebé por último fue adoptado y se llamó Stephen Strawn. Vivió en Ohio, USA, y formó una parte de las Fuerzas Armadas de su país. Algo que Stacey no supo hasta 35 años después, cuando los 2 se volvieron a localizar.

A lo largo de años, Stacey había tratado de localizar a su hijo por el hecho de que deseaba saber de qué forma estaba y si tenía la vida feliz que tanto deseaba para él, mas no podía comprender por qué razón se perdió el expediente de adopción a lo largo de una enorme inundación.

Su rencuentro estuvo lleno de amor

Por otra parte, Stephen asimismo trató de localizar a su madre biológica, mas no fue hasta dos mil diecisiete que tuvo una pista cuando recibió su certificado de nacimiento original, que mostraba el nombre de la mujer que tanto deseaba conocer.

Te puede Interesar  Abuelito muere de un infarto en un club… mientras una mujer le hacía un baile privado

En su investigación, descubrió que su madre era miembro de un conjunto de apoyo para veteranos que estaba a punto de correr un maratón. Vio en este acontecimiento una enorme ocasión para conocerla, de ahí que se puso en contacto con el presidente de esa organización y los 2 prepararon una sorpresa imborrable.

Stephen hizo que le entregasen una tarjeta a su madre que decía: “Han pasado trece mil setenta y cinco días desde la última vez que me vio. No deseaba que esperases otro día. Mientras que leía, apareció por detrás y la sorprendió con un abrazo que conmovió a todos y cada uno de los presentes, ahora están juntos de nuevo, tratando de ganar tiempo, curando sus heridas y creando una nueva historia.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información