Japón usa lobos robot con cara de demonio para ahuyentar a animales salvajes de los pueblos

En Takikawa, en Japón es común encontrarse con osos, con lo que las autoridades, como pobladores de la zona procuran la mejor forma de espantarlos y de esta manera evitar un poco afortunado ataque. No sabemos si es lo mejor, pero por lo menos está funcionando: Pusieron lobos robot para atemorizar a los osos y que no se aproximen a las casas o bien lugares donde hay concentración de humanos. Ver algo de esta forma solo podría acontecer en ese país.

Una máscara espantosa de lobo, un tanto de pelo falso montado sobre una estructura metálica con sensores de movimiento para advertir a los osos y una pluralidad de sesenta voces, como ruidos que van desde gruñidos, gritos humanos hasta sonidos de disparos es lo que compone a estos extraños objetos, pero como lo afirmamos al comienzo, según lo que parece ha tenido buenos resultados hasta el instante.

En esa zona viven cerca de 41,000 personas y es cada vez más común encontrarse con los osos, quienes al ver reducido su territorio, como las posibilidades de tener comestible deben acercarse a las áreas habitadas, especialmente cuando tienen apetito, puesto que se transforman en una seria amenaza, razón por la que es mejor mantenerlos distanciados y para eso están utilizando estos extraños lobos, que por lo menos a lo largo de la noche sí pueden ser intimidantes.

Ohta Seiki es la compañía que los fabrica y apunta que en los últimos par de años han vendido cerca de setenta de estos robots, eminentemente en los meses de septiembre y octubre, puesto que es cuando se acentúa la presencia de osos, en tanto que se dedican a recoger todo el comestible que pueden ya antes de empezar a hibernar, lo que ocurre en el mes de noviembre.

 

Esta parece una buena medida no solo para resguardar a los humanos, sino más bien asimismo a los osos, puesto que en vez de matarlos es suficiente con atemorizarlos un tanto a fin de que se distancien de las zonas donde hay personas. Así todos ganan por el hecho de que nuestra especie ha sido la autora de los daños a su hábitat y la escasez de su comida, con lo que lo menos que podemos hacer es respetarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información