La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

La historia detrás de Robert el muñeco que inspiró a Chucky Si hay algo en lo que todos estamos de pacto es en que las muñecas pueden ser espantosas, en especial las de cerámica con forma de bebés con ojos fijos que indudablemente pueden estar mirándote mientras que duermes. Además de esto, el cine nos afirmó que se pueden tener y que no vacilan en matar por diversión, como Anabelle o bien Chucky.

Por si no fuera suficiente con lo anterior, las cintas están basadas en hechos reales, aun el del "muñeco asesino" y permíteme decirte que esta historia te va a poner los pelos de punta. Si deseas saber más sobre Robert, el títere que inspiró a Chucky, prosigue leyendo.

La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

Todo comenzó cuando Robert Eugene Otto, afectuosamente llamado “Gene”, adquirió a Robert, un muñeco que le obsequió su abuelo como regalo de aniversario, el como fue traído desde Alemania a su casa en Key West, Florida, en mil novecientos cuatro. Después, Robert y Gene tenía una relación bastante especial y lo que ciertos llamarían una insensatez. Gene llevaba el muñeco a todas y cada una partes, jugaba y charlaba con él (algo habitual de un pequeño). No obstante, no se refirió a la muñeca como un juguete, sino más bien como una persona, tal y como si estuviese viva.

Conforme la historia de leyenda, el joven Gene culpó a Robert de múltiples percances que ocurrieron en la casa y si bien sonaba como la historia de un pequeño, quizá fue algo más malicioso de lo que imaginaban. Cuando el pequeño tenía diez años, su madre se despertó con sus chillidos y cuando llegó a su habitación lo halló desorganizado, con los muebles volcados y el hijo en situación fetal. Cuando se le preguntó qué pasó, respondió: "Robert lo hizo".

La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

Desafortunadamente, los acontecimientos no acabaron ahí, ya que el personal de la casa comentó que escucharon a Gene charlar con Robert, mas escucharon 2 voces diferentes. Además de esto, el tiempo tampoco destrozó su relación, ya que cuando se casó se llevó la muñeca a su nuevo hogar e inclusive le dio una habitación y la puso en el alféizar de la ventana que daba a la calle. Los pequeños no se aproximaron a la casa pues aseguraron que la muñeca se movía sola.

Cuando Gene murió y la casa fue vendida, Myrtle Reuter, su nueva dueña, la guardó en una caja en el ático, donde los convidados notificaron haber escuchado risas infantiles y pasos corriendo, por lo que después de veinte años de "picardía" fue regalada. En mil novecientos noventa y cuatro al Museo Fort East Martello, Florida, donde ahora se exhibe.

La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

El museo tuvo sus orígenes en Steiff Company, la misma empresa que creó los osos de peluche. Seguramente era parte de una compilación, mas no eran juguetes, eran muñecos de corte. Además de esto, la ropa de marinero que emplea ahora no es la original, quizás sea un traje que utilizaba Gene cuando era pequeño.

Su cuidador en el museo, Cori Convertito, afirma que no le pasó nada extraño mientras que estaba a cargo de Robert. No obstante, bastantes personas aseveran haber sufrido accidentes automovilísticos, fracturas de huesos, pérdida del trabajo, divorcios y una serie de desgracias tras insultar al muñeco. De ahí que, es común que el museo reciba cartas dirigidas a Roberto, en las que los expedidores se excusan y solicitan ayuda. Mas eso no es todo, asimismo mandan regalos y dulces.

La historia detrás de ‘Robert the doll’, el aterrador muñeco que inspiró la película de Chucky

Hoy es una muñeca de ciento diecisiete años, su apariencia se marcha gastando con el tiempo y se afirma que la fuerza de su ánima se ha desvanecido al igual que el estado de su tejido, mas que prosigue "haciendo lo propio", vestida con su disfraz de marinero y con su juguete, un can piloso de ojos grandes.

Te puede Interesar  Los 10 peores ataques terroristas registrados que cambiaron la historia de la humanidad

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información