Le dio las llaves de su casa a la novia y ella aprovechó para robarle hasta las cortinas

Pensando que era una muestra de amor y confianza para su novia, el peruano Edwin Pichigua le entregó una imitación de las llaves de su casa, pese a que solo tenían un mes de relación. Pero lejos de atestar el hogar de caricias, lo que logró es que esta mujer, identificada como Lauri Granados Gutiérrez, llegara acompañada de 2 tipos, según lo que parece familiares suyos, y le vaciaran la casa. Con tan poco tiempo aún no conocía las mañas de su linda mujercita y de esta forma le fue.

Mientras que se hallaba trabajando, la mujer y sus acompañantes llegaron a la casa y empezaron a vaciarla, con lo que ciertos vecinos llamaron a Edwin para saber si se estaba mudando o bien qué era lo que pasaba. No obstante, para cuando llegó, los ladrones se habían llevado hasta las cortinas y lo peor de todo es que aparte de dejarlo sin nada, le rompieron el corazón.

Pensé que era amor sincero. Cuando vine a mi casa, me percaté de que la cortina no estaba, cuando entré no había nada ni lavadora, cocina, T.V., muebles, ventilador ni mis platos. Gracias a mis vecinos y la acción veloz de la policía, conseguí recobrar mis posesiones antes que fueran vendidas por mi expareja.

-Edwin

Por fortuna, los vecinos tomaron los datos de la camioneta en la que se llevaron lo robado y de este modo dieron con los criminales y los artículos sustraídos. La policía notificó que esta mujer, proveniente de Venezuela, había llegado a Perú hace un par de años y a lo largo del mes de relación con Edwin se aprendió su rutina diaria para tener el tiempo preciso y hacer el robo, pero no contaba con los vecinos que la estaban observando.

Afirman por ahí que “a la mujer ni todo el amor ni todo el dinero” y ahora habría que añadirle “ni las llaves de tu casa”, mucho menos cuando apenas tienes un mes de conocerla. De seguro este hombre va aprendió la lección y a la próxima no se va a dejar cegar por el amor, puesto que esta vez tuvo suerte, pero quizá para la próxima no sea tan feliz el resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información