Los aztecas jamás confundieron a españoles con dioses

Los aztecas jamás confundieron a españoles con dioses

Existe una narrativa usual en la que diríase que los aztecas, o bien más bien los mexicas, confundieron a los conquistadores con dioses. La llegada de los españoles en el siglo XVI, acompañados de armas, acero y caballos, impresionó tanto a los indígenas que la poco probable conquista orquestada por un pequeño ejército se hizo realidad. Mas, al comienzo, absolutamente nadie charló de esta confusión, ni tan siquiera los propios españoles. Los mexicas seguramente idearon esta historia para reconsiderar su degradante derrota. Disminuir al mínimo los descalabros militares y inculpar a los símbolos religiosos.

Los aztecas confundieron a los españoles con dioses (1)

Incluso en estos tiempos, es bastante difícil digerir que un puñado de españoles consiguió conquistar una civilización tan excelente como los mexicas. En este sentido, suponer que los mexicas confundiesen a los españoles con los dioses semeja la mejor opción alternativa. Mas la realidad es sin la cooperación de los pueblos sometidos por los mexicas, la conquista de España habría fracasado terriblemente.

La llegada de Hernán Cortes.

En mil quinientos diecinueve, el imperio mexica era una confederación de múltiples pueblos originarios cuyo único vínculo era el yugo mexica. Los gobernantes que conoció Hernán Cortés jamás se resaltaron por su benevolencia o bien interés por estos pueblos. Cada urbe sosten debía dar una tercera parte de todos y cada uno de los recursos y cultivos que se generaban en su dominio. Mas además de eso, los mexicas prefirieron que su dominio conquistado por su cuenta.

Víctimas de un brutal sistema de esclavitud fiscal, la llegada de los españoles supuso una opción alternativa atrayente. Estimaron que los extranjeros no podían ser peores que los mexicas. Mediante pequeñas acciones, Cortés probó a estos pueblos que sus hombres eran excelentes contrincantes de los temidos guerreros mexicas. Y de camino a Tenochtitlán, capital del imperio mexica, los españoles formaron coaliciones con los indígenas.. Decenas y decenas de miles asistieron en la conquista, formando la vanguardia de un ejército de conquistadores nativos.

El mito de los españoles vistos como dioses.

Pero, ¿de qué manera brotó la historia de leyenda de que los españoles eran dioses? Claramente no de España. Tanto en las cartas como en las memorias de Hernán Cortés no hay una sola referencia a que los conquistados lo aclamaran como divinidad. Lo más próximo al "mito de Dios" son las descripciones del sorprendo de los nativos al presenciar el poder de las armas españolas. En una de las historias, diríase que un nativo confundió la caballería con los centauros, ya antes de percatarse de que se encaraba a "un hombre sobre una bestia". Esto está lejos de la veneración.

Te puede Interesar  Netflix lanzó un nuevo sitio web con el top 10 de sus mejores series y películas

Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcoatl

Aparentemente, la historia de leyenda brotó de los propios mexicas después del desastre ocasionado por la conquista. El Códice Florentino, escrito en mil quinientos cincuenta, es un relato escrito por los nativos que especifica la conquista de España. acá aparece el registro más viejo sobre la deificación de los conquistadores. Esta narrativa seguramente se edificó a partir de relatos proporcionados por guerreros que lucharon contra los españoles. Obviamente, la misma clase guerrera que llevó a la supremacía de México fue responsable de la poco probable derrota.

Religión y guerra.

Si las premoniciones y los símbolos vistos a lo largo de la conquista sugerían que los dioses habían vuelto, los gobernantes mexicas estaban justificados en su irresolución. La devoción religiosa y el "mito de Dios" hubiesen paralizado la contestación a la invasión. De esta forma, la derrota del imperio mexica nada debió ver con la falta de conocimiento de las amenazas extranjeras, la opresión que acabó por enajenar a sus súbditos, o bien la eficiencia de las armas españolas.

deidades de mexico

Más tarde, los españoles harían su parte fabricando todo género de mitos. Por más que enfatizasen su habilidad en la guerra, la verdad es que los conquistadores aprovecharon el mito de Dios para invocar el derecho casi divino del autogobierno. Esto asimismo sirvió de justificación para la concesión de nuevas tierras. De pronto, la invasión no provocada por los conquistadores fue admitida entre los conquistados. Tras todo, fue su culpa percibir a Hernán Cortés como uno de sus dioses.

Artículos Recomendados

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información