Pequeño abandona la escuela para trabajar; usuarios de Internet se unen para ayudarlo a volver

Pequeño abandona la escuela para trabajar; usuarios de Internet se unen para ayudarlo a volver

Niño vuelve a clases luego de trabajar para ayudar a familia Nicolás es un niño que vive en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, junto a sus 7 hermanos y su mamá. Sus condiciones económicas no son las mejores y debido a ello, debió dejar la escuela, puesto que no tenía celular ni computadora para tomar las clases on line.

Con esta triste realidad debió salir a las calles a trabajar para ayudar a su familia. Mas una persona propagó en redes sociales su situación y el pequeño pudo regresar a tomar las clases. No cabe duda de que todavía hay muchas personas solidarias en el planeta.

Nicolás debió trabajar para ayudar a su familia

Niño sentado en la banca de un parque vendiendo pasteles

El pequeño de doce años debió dejar la escuela para ayudar a su madre vendiendo pasteles en las frías calles de Porto Alegre, puesto que precisaba llevar dinero a la casa para que y sus hermanos pudiesen tener comida todos y cada uno de los días, con lo que regresar a tomar sus clases no era una alternativa.

Según los medios locales, la ayuda gubernativo se redujo y las familias se vieron obligadas a tener que buscar otros recursos. En el caso de la familia de Nicolás, la mamá debe sostener a 8 pequeños, mas si bien se esmera todos y cada uno de los días en diferentes trabajos, se queda sin opciones.

La mujer asimismo contó que no recibe ayuda de los progenitores de sus hijos y que tampoco puede estar bastante tiempo lejos de casa pues tiene un bebé de apenas un año y el mayor de todos, quien tiene veintiuno años, sufre de epilepsias, con lo que dejarlo solo no es una alternativa.

Te puede Interesar  El gobierno de China está buscando transmitir una “imagen más masculina” de los hombres

Con la llegada de la pandemia debió dejar la escuela

Publicación en redes sociales para ayudar a niño que dejó la escuela para trabajar

La mamá de Nicolás comenzó a enhornar pasteles para que y sus otros hijos saliesen a las calles a venderlos. Cuando llegó la pandemia, todo se complicó todavía más, puesto que no tienen ningún aparato con el que puedan tomar clases on line. Este pequeño ya estaba resignado a solo trabajar, mas luego un ángel conoció su historia y la publicó en redes sociales.

Los usuarios de redes sociales se unieron para ayudarlo

Familia de escasos recursos recibiendo ayuda de usuarios de redes sociales

Quienes dieron a conocer su historia, contaron que Nicolás cursaba el sexto grado y que la casa donde vive con su familia es muy humilde y fácil. No tiene muebles y tampoco piso ni techo. Después de que se hiciese viral, múltiples personas mandaron dinero y juntaron una buena cantidad en apenas un par de horas para asistirlos a reparar la casa y que prosigan realizando pasteles. Además de esto, con esto van a poder adquirir ropa y todo lo preciso para los pequeños. Lo mejor de todo es que Nico recibió una computadora para que pudiese proseguir con sus estudios.

Sí, aún existen personas de buen corazón que son ángeles que cambian la vida de otros con su ayuda.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información