Captan a un perro mordiendo el trompo de pastor y los taqueros seguían vendiendo como si nada

Captan a un perro mordiendo el trompo de pastor y los taqueros seguían vendiendo como si nada

Perro muerde la carne al pastor y de esta forma la prosiguen vendiendo Para un cachorro que merodea por las calles y pasa apetito, no hay nada más tentador que la sustanciosa taza de carne al pastor que se halla en las taquerías de México y se acostumbra a poner en la entrada del establecimiento a fin de que el olfato y la vista atraigan a más clientes del servicio. ., si bien esto asimismo atrae a más perros y va a haber quienes se atrevan a hurtar un poco de ese manjar.

En Xoxocotlán, Oaxaca, México, alguien atrapó el instante en que un cachorro se expone y llega a la parte superior donde se terminaba de poner la carne, con lo que no estaba caliente, y empezaba a comer, lo que aun le generaba ternura. No obstante, lo que produjo polémica fue que los empleados de la taquería prosiguieron vendiendo palos como si nada.

Captan a un perro mordiendo el trompo de pastor y los taqueros seguían vendiendo como si nada

Más que una simple gracieta, lo que hizo este cachorro es una cuestión de vida o bien muerte por el hecho de que viviendo en la calle, aparte del peligro de ser maltratado o bien arrollado, padece por no tener comida. En un caso así, el cachorro fue tomado por sus instintos y se aproximó a comer la carne, corriendo el peligro de ser lastimado por los empleados.

Captan a un perro mordiendo el trompo de pastor y los taqueros seguían vendiendo como si nada

A través de las redes sociales comenzaron a circular imágenes del perro dándole un bocado a la parte superior. Entonces apareció un empleado para espantarlo, mas lo pasmoso es que prosiguió su trabajo como si nada hubiese pasado, ni tan siquiera trató de recortar la parte donde el cachorro había mordido y relamido, por el hecho de que sería lógico meditar que deambular por las calles no estaría muy limpio.

Te puede Interesar  Perro saqueador se vuelve viral y recibe dotación de croquetas; ya no tendrá que robar

Por la actitud del empleado podemos adivinar que la mujer no tiró la carne y en consecuencia la vendió. Ahora, solo aguardamos que no haya un contagio masivo de ninguna enfermedad entre quienes fueron a comer ese día o bien en otro instante, por el hecho de que si pudiesen olvidar algo de esta forma, entonces sus medidas de higiene no habrían de ser buenísimas en sus procesos. ¿Deseas unos tacos?

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información