Escuela de verano en España hace que niños pinten a un caballo y las redes sociales están furiosas

Escuela de verano en España hace que niños pinten a un caballo y las redes sociales están furiosas

Pintan a un caballo en Murcia y las redes se indignan ¿Quién en su juicio no recuerda la inmortal armonía de El caballo Pancho? ¿O bien quién no tuvo un caballo de madera cuando era pequeño? El caballo es un animal que ha acompañado al hombre desde hace bastante tiempo. Podemos hallar su estampa en las viejas cavernas de toda Europa, pinturas rupestres de una calidad estética inigualable, cualidad que nos señala el grado de adoración que les tuvieron nuestros antepasados aun ya antes de amaestrarlos. Por medio de la historia, su figura ha sido símbolo de potencia, poder, elegancia y estatus, mas sobre todo de libertad.

Los equinos asimismo han sido inmortalizados en la literatura como Rocinante que, si bien flaco caballo, es el leal caballo de Don Quijote de la Mácula o bien Babieca, del recordado Cid campeador. Tampoco podemos pasar por alto la enorme tradición del corrido mexicano que entre su repertorio cuenta con muchas armonías recordables dedicadas a los caballos. El alazán y el rocío, El 7 leguas, El chico y el potro, etcétera

Pintan a un caballo en Murcia y las redes se indignan

En resumen, el caballo es uno de los animales más queridos por el hombre. Debido a esto, el vídeo del club hípico Vibeca, en Murcia, España, donde un conjunto de pequeños aparece pintando el cuerpo de un equino, ha liberado una polémica en redes sociales. En el clip, los pequeños aparecen con pinceles y el animal termina pintarrajado con manos marcadas en sus costados y máculas por todas partes. Está claro que la actividad pretendía probar el contacto robustecido por el curso entre los pequeños y estos animales, mas las reacciones desfavorables son imposibles de eludir.

En una especie de actividad “creativa”, los maestros del curso plantearon el pelaje del caballo como cuadro donde los pequeños pudiesen expresarse. Si bien los responsables han dicho que el animal no padece agobio y que la pintura no era perjudicial para su piel y pelo, la naturaleza de la actividad produce múltiples cuestionamientos, puesto que indudablemente recuerda a los performances de arte moderno en los que por norma general acostumbra a arruinarse un objeto y que se aproximan más al vandalismo que al arte.

A ojos de muchos, el ejercicio semeja más una versión infantil del performance Rythm O bien de Marina Abramovic, puesto que el caballo es tratado como un objeto. No se puede negar que resulta penoso ver la inversión del caballo pintado en las viejas cavernas paleolíticas como un soporte para la pintura y no como un dibujo en la pared. Los responsables declararon que el maltrato se encuentra realmente en las granjas que los crían y los sostienen encerrados, aun arguyen que el equino no tiene noción del absurdo y se amparan en las tradiciones de los nativos norteamericanos para justificar la manualidad que plantearon a los pequeños.

Te puede Interesar  Pequeño motociclista de 6 años muere en un accidente y ahora salvará la vida de 5 niños

La primordial objeción a la actividad se encuentra en que le enseñan a los pequeños a tratar a los animales como cosas y no como seres vivientes. No obstante, la gente del club afirma que exactamente la actividad trata de edificar esta conciencia al unísono que produce un nudo entre pequeños y estos animales. Desde el vídeo, el campamento de verano ha sido atacado y han debido solicitar cordura a quienes se manifiestan contra la actividad, puesto que han recibido amenazas y mensajes que desean que el caballo hubiera pateado a los pequeños. Además de esto, ha surgido un movimiento de apoyo al club Vibeca de Murcia en que diferentes dueños de caballos aparecen pintando a sus animales.

La polémica prosigue medrando entre aquéllos que protestan y los que defienden la acción. Además de esto, distintas páginas de protección animal han lanzado imágenes contra el maltrato animal que se han viralizado. Parece que Alborada, el caballo implicado en la actividad del curso, va a dar mucho de qué charlar aún. Si bien el hecho de haber pintado a un caballo nos parezca hasta determinado punto insípido, cabe rememorar al pensador Friedrich Nietzsche abrazándose al cuello de uno y pidiéndole perdón representando a toda la humanidad con la oración “Mutter ich bin dumm” (Madre, soy imbécil).

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información