Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala con la que inmunizarán a la población en Venezuela

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala con la que inmunizarán a la población en Venezuela

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala Venezuela se transformó esta semana el segundo país de América -tras Cuba- en empezar a emplear una vacuna que aún no ha sido aprobada

El gobierno de Caracas recibió desde La Habana y empezó a regentar en zonas de la capital el primer cargamento de Abdala, un aspirante a vacuna desarrollado por la isla que aún no cuenta con autorización de urgencia por ninguna entidad médica reguladora.

La llegada de los primeros lotes (se ha dicho oficialmente que se van a recibir cerca de doce millones de dosis) tuvo lugar poquitos días después que autoridades de la industria farmacéutica cubana presentasen los resultados de la tercera fase de estudio de 2 de sus vacunas más avanzadas.

Conforme aseguraron, una de ellas, Soberana dos, tendría una eficiencia del sesenta y dos por ciento , con 2 dosis, mientras que Abdala -la que llegó a Venezuela-, con 3, sería de más del noventa y dos por ciento , lo que la transformaría en una de las más eficaces de las desarrolladas hasta el momento contra el coronavirus.

Dichos resultados de eficiencia, no obstante, no han sido ratificados por ninguna agencia reguladora, no han sido publicados en gaceta científica avaladas por pares o bien recibido el visto bueno de alguna organización internacional o bien regional de salud.

Esto acarreó a que la resolución del gobierno venezolano de emplear una vacuna a la que ni tan siquiera Cuba ha dado una autorización de urgencia, produjera polémica.

La Academia de Medicina de Venezuela, la no gubernativo Médicos Unidos por Venezuela y la Asociación de Estudiosos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (AsoInIVIC) expresaron "preocupación" frente a lo que consideraron "productos de incierta verosimilitud científica".

La oposición venezolana asimismo ha señalado que cierres de centros donde se administraban otras vacunas que habían llegado a Venezuela tras la llegada de Abdala.

"¿Qué ocurrió con las vacunas del sistema Covax? Ahora los Venezolanos estamos en suma indefensión y sin posibilidad de elección frente a la imposición del producto biológico Abdala sin aprobación de la OMS. Demandamos vacunas aprobadas para todos", escribió en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, la cuenta de la "presidencia" del líder opositor Juan Guaidó.

El gobierno venezolano, por su lado, estimó que la recepción de las dosis cubanas era un "instante histórico" y anunció que Abdala se uniría a las otras dosis empleadas en su esquema de vacunación contra el coronavirus.

"Con el objetivo principal de resguardar la salud del pueblo venezolano en la mitad de la pandemia del covid-diecinueve, llegaron al país las primeras dosis de la vacuna Abdala, desarrollada por Cuba", afirmó la Cancillería venezolana en Twitter.

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala con la que inmunizarán a la población en Venezuela

Qué se sabe de Abdala

Cuba tiene una dilatada experiencia en el desarrollo de vacunas y durante más de 3 décadas ha creado una gran parte de las inmunizaciones que emplea para su población.

Al empezar la pandemia, el gobierno cubano decidió no participar del mecanismo Covax, que busca llevar vacunas aprobadas a las naciones más pobres, sino optó por desarrollar sus dosis.

Hasta la data, las autoridades médicas de Cuba aseguran estar desarrollando 5 vacunas contra el coronavirus, de ellas Soberana dos y Abdala, conforme han dicho, son las más avanzadas.

La única información libre de Abdala es la que ha ofrecido Cuba.

Hasta el instante, ninguna gaceta científica ha publicado ningún estudio sobre este aspirante vacunal.

La inmunización fue desarrollada por científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y toma su nombre de un poema que escribió en su juventud el escritor y héroe nacional cubano, José Martí.

Cuba ha dicho que tanto para Soberana dos para Abdala, se han servido de una tecnología famosa como "vacuna de subunidades" en la que se usan proteínas derivadas del virus "conjugadas" a otras proteínas portadoras para provocar una contestación inmunitaria.

En el caso de la primera, unen el antígeno del virus a un toxoide tetánico y también hidróxido de aluminio y en la segunda emplean un cultivo en células de diastasa.

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala con la que inmunizarán a la población en Venezuela

Las autoridades de salud cubanas aconsejan para Abdala un esquema de inmunización de 3 dosis (la mayor cantidad de dosis entre las vacunas existentes), administradas en un lapso de catorce días.

Conforme han dicho, con este aspirante se alcanza la mayor protección a los cuarenta y dos días (en la mayor parte de las vacunas aprobadas a nivel internacional son un par de semanas).

Cuba acabó la tercera etapa de estudio de este aspirante a fines de abril, si bien ya había empezado a administrarla a "conjuntos de peligro" de su población sin siquiera concluir los ensayos clínicos ni conocer datos de eficiencia.

La semana pasada, el CIGB anunció en Twitter que su vacuna tenía "una eficiencia del 92.28 por ciento , en su esquema de 3 dosis".

"Esa victoria solo es equiparable al tamaño de nuestros sacrificios. Y es una clarinada de los pobres de la tierra, un aviso del poder que dan la resistencia, la unidad, la consagración y el amor a la Patria que tan bellamente describen los versos martianos en Abdala", escribió en Twitter el presidente cubano, Miguel Díaz Canel.

En su informe, las autoridades cubanas no ofrecieron datos de eficiencia de Abdala contra las variaciones del coronavirus, si bien aseveraron que había una "alta probabilidad" de que funcione contra las que "mayoritariamente estaban circulando".

Te puede Interesar  Adolescente pakistaní gana 6.63 millones de dólares jugando ‘Defence of the Ancients 2’

Los datos que hicieron públicos solo mostraron la eficiencia contra la enfermedad sintomática.

Se ignora todavía la información de la eficiencia contra las formas graves y asintomáticas de la covid-diecinueve, un dato que por norma general las farmacéuticas internacionales han publicado a la par de la eficiencia contra la enfermedad sintomática.

La semana pasada, medios oficiales de la isla notificaron que el CIGB había mandado la documentación al ente regulador de fármacos en Cuba para decantarse por una autorización de urgencia, que todavía no ha sido concedida.

La polémica

El hecho de que Cuba comenzase a vacunar de forma masiva sin siquiera conocer los resultados de eficiencia produjo cuestionamientos entre la población, que llegó aun a preguntarse en redes sociales por qué razón sus líderes no se mostraban públicamente recibiendo los aspirantes vacunales para servir de ejemplo y trasmitir confianza.

Las autoridades de salud de la isla afirmaron que se debía a la "situación epidemiológica" de la isla y a que la dosis habían mostrado ser seguras.

La llegada de la vacuna a Venezuela produjo una situación de polémica parecida: si bien ya para entonces Cuba había asegurado que su vacuna era eficaz, ningún ente regulador o bien científico independiente había avalado esos datos.

Conforme explicó de antemano la Organización Panamericana de Salud a BBC Planeta, la resolución de qué vacuna usar, de qué manera y en qué momento es una "resolución soberana" de cada país.

"La OPS no participa en esas acciones y solo aconseja usar vacunas cuando se hayan finalizado las 3 fases de pruebas clínicas y las vacunas son aprobadas por una agencia reguladora o bien incluidas por la OMS en su listado para empleo de urgencia", señaló un comunicado mandado en el mes de mayo pasado a BBC Planeta.

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala

Conforme con el texto, la OPS/OMS entra en el proceso cuando el productor presenta su vacuna a la OMS para su evaluación y también inclusión en la lista de empleo de urgencia.

"Y para ello debe haber pasado las 3 fases, ser publicada en gaceta científica, y si además de esto es aprobada por una agencia reguladora, eso hace el proceso más veloz", añadió.

El hecho de que se haya empezado a usar en Venezuela sin cumplir con todos esos requisitos acarreó a abundantes cuestionamientos de organizaciones médicas independientes.

"La verosimilitud de cualquier vacuna, y su aceptabilidad por la comunidad, se fundamenta en una gran parte en la publicación de los resultados en gacetas científicas de reconocido prestigio", señaló en un comunicado la Academia Nacional de Medicina de Venezuela.

En ese sentido, cuestionó que la fuente primordial de información sobre los 2 productos cubanos ha sido el jornal Granma, órgano oficial del Partido Marxista, y medios oficiales cubanos.

La AsoInIVIC asimismo criticó la falta de información científica válida sobre Abdala y cuestionó que hayan llegado a Venezuela aun antes que el propio ente rector de fármacos de la isla lo apruebe.

"Estimamos que el biológico Abdala es aún un aspirante vacunal, por tanto su administración debería efectuarse bajo la modalidad de ensayo clínico en este país, con el permiso informado de los voluntarios", señaló.

Qué afirma el gobierno venezolano

El gobierno venezolano ha protegido la eficiencia de Abdala y consideró su llegada a Venezuela como un "triunfo".

"Esta excepcional vacuna, que disfruta de de las mejores eficacias del planeta, se incorporará al proceso de inmunización de Venezuela y va a ser el pueblo quien la disfrute", aseguró la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Consideró, además de esto, que Cuba, con sus aspirantes vacunales, estaba "dando lecciones morales, morales, científicas y tecnológicas".

"Acá está el triunfo de Cuba, y es un día muy significativo el hecho de poder compartir en nuestra patria la llegada de la vacuna Abdala, presentada apenas hace un par de días a la humanidad con una eficacia de más del noventa y dos por ciento ", añadió.

Qué se sabe de la vacuna cubana Abdala

Si bien Cuba y Venezuela son los primeros países de América en empezar a inocular a su población con aspirantes vacunales, no son los únicos en el planeta que lo han hecho.

En el mes de julio pasado, China aprobó su vacuna, por aquel entonces en la tercera fase de ensayos clínicos, para su empleo entre sus fuerzas militares y poquitos días después, Rusia autorizó de urgencia la Sputnik V cuando todavía se hallaba en la fase II.

El gobierno de India, en el primer mes del año pasado, asimismo dio autorización de urgencia a 2 vacunas nacionales que no habían completado la tercera fase de estudios clínicos.

Venezuela, con unos veintiocho millones de habitantes, ha recibido desde febrero a fines de junio cerca de 3.5 millones de vacunas rusas y chinas, según las cifras oficiales, por lo que el plan de vacunación ha sido lento.

El gobierno asegura que administró cinco millones de vacunas mediante Covax, que no han llegado, conforme han dicho, por el hecho de que hay 4 pagos "bloqueados".

"Los países ricos han saboteado este mecanismo solidario para repartir vacunas en el planeta (...)Pretenden usar las vacunas como un instrumento político, de chantaje, de extorsión como ha sido el bloqueo contra Venezuela", afirmó Rodríguez.

Datos oficiales señalan que los casos de coronavirus en el país superan los doscientos sesenta y nueve mil y los tres mil fallecidos, si bien gremios médicos y opositores estiman que las cantidades son mayores.

Ahora puedes percibir notificaciones de BBC Planeta. Descarga nuestra aplicación y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información