Ratoncito detector se retira tras desactivar 99 explosivos en 7 años

Ratoncito detector se retira tras desactivar 99 explosivos en 7 años

No todos y cada uno de los héroes salen de un cómic, llevan capa o bien son humanos, asimismo hay seres expepcionales de 4 patitas que pueden salvar más de una vida y hacer trabajos increíbles de rescate. Si no lo crees, entonces debes conocer a Magawa.

Este roedor se dedicó a descubrir minas terrestres y otros instrumentos explosivos para eludir que alguien se encuentre con ellas y ponga su vida bajo riesgo. Mas como todo cuanto empieza debe terminar, tras hacer un genial trabajo, por último se retirará.

Magawa le dice adiós a sus años de servicio

Ratoncito detector se retira tras desactivar 99 explosivos en 7 años

A lo largo de más de 7 años, Magawa descubrió setenta y uno minas terrestres y veintiocho municiones sin detonar en Camboya. El trabajo puso su vida bajo riesgo muy frecuentemente, mas siempre y en toda circunstancia fue valiente y se aventuró a efectuar las misiones más peligrosas. De ahí que la organización APOPO, encargada de su adiestramiento, decidió que era instante de jubilarla.

Salvó muchísimas vidas

Salvó muchísimas vidas

Debido a su adiestramiento intensivo, puede advertir explosivos noventa y seis veces más veloz que si se usaran detectores de metales o bien buscaminas. Su trabajo dejó que bastantes personas pudiesen pasear por los campos y las calles sin temor a pisar una mina y perder alguna extremidad o bien aun la vida. Su adiestradora y cuidadora, Malen, afirmó que se sentía orgullosa de su colega.

La actuación de Magawa ha sido invicta y me complace trabajar codo a codo con él. Es pequeño, mas ha ayudado a salvar muchas vidas, lo que nos ha tolerado devolver a nuestra gente tierras seguras y tan precisas de la manera más veloz y rentable posible.

A lo largo de su adiestramiento fue preciso que pasase una prueba a ciegas, en la que procuró minas improvisadas en un espacio de cuatrocientos metros cuadrados. Desgraciadamente, ahora su cuerpo se hizo más lento y no puede recorrer largas distancias, de ahí que no desean proseguir exponiendo su vida y prefirieron mandarlo a reposar.

Te puede Interesar  Sin saber dónde estaba, perro camina 20 cuadras y llega al hospital; encuentra a su dueña

Su remplazo llegará muy pronto

Su remplazo llegará muy pronto

La organización APOPO afirmó que un nuevo lote de ratas jóvenes ya fue evaluado y aprobado de manera exitosa por el Centro de Acción Contra Minas de Camboya y que Magawa continuará unas semanas más “orientando” a los nuevos reclutas a fin de que comprendan el procedimiento.

Las ratas pesan más o menos doce kilogramos y miden cerca de setenta centímetros, lo que les deja ser suficientemente ligeras para no disparar las minas si andan sobre ellas. Además de esto, están entrenadas para advertir un compuesto químico en los explosivos, lo que quiere decir que pueden ignorar la morralla o bien el alimento y hacer un genial trabajo. En el momento en que hallan el instrumento, raspan la parte superior para alertar a sus compañeros humanos y que de esta manera puedan desactivarlas.

Claramente, Magawa hizo un enorme trabajo y ahora debe reposar y gozar lo que resta de su vida.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información