Recibe comida envenenada para alimentar a sus perros; mueren 17 de los 25 que cuidaba

Don Luis vive en Tlaquepaque, Jalisco y tiene años ayudando a los perros que se halla en la calle. Se los lleva a su casa, donde los alimenta y cuida con los donativos que la gente le hace mientras que alguien más los adopta, pero no falta quienes actúan de mala fe y ocasionan un horrible daño, como esta vez que provocaron la muerte a 17 de sus 25 canes, lo que es un acto que no comprendemos.

Este hombre vive en una casa improvisada con telas y madera que el mismo instaló en un lote baldío prestado. Se dedica en venta de cartón, plástico, como materiales reciclables que halla en la basura, lo que no es moco de pavo, puesto que con eso apenas subsiste, aun cuando la gente le dona algo de comida para los perros, asimismo come de ahí.

Ciertas personas que no han sido identificadas llegaron hasta este sitio y les dejaron comida a los perros, pero tras comerla, comentó don Luis, se comenzaron a sentir mal. Murieron 17 de ellos, lo que inmediatamente ocasionó tristeza en él y también indignación en los vecinos, además de esto, esta situación resultó preocupante para todos pues, como ya afirmamos, a veces asimismo come de estas donaciones, pero por fortuna esta vez no lo hizo.

Los vecinos se unieron para ayudar a don Luis con los cadáveres, como la limpieza del sitio, le llevaron comida y le dieron consultoría a fin de que ponga una demanda frente a la fiscalía de Jalisco, con lo que ya se busca a los responsables. Conforme a la ley en vigor en ese estado mexicano, a quien mate a un animal se le va a aplicar una multa de 1.000 dólares estadounidenses, además de esto, puede ir a cárcel de 3 a 6 años, y en un caso así la condena puede ser realmente fuerte.

La organización PETA Latino se ha unido al reclamo de justicia y ofreciendo una recompensa de 1,000 dólares estadounidenses para quien dé información que permita la captura del o bien los responsables de este acto, esperando que pronto haya un castigo a quienes cometieron el homicidio masivo que ha dejado a don Luis sumido en una profunda tristeza, puesto que los canes son sus ‘niños’ como afectuosamente los llama.

PETA Latino insta a todos los que tengan información sobre este caso a que denuncien de manera inmediata, antes que alguien más resulte herido.

-Alicia Aguayo, directiva de PETA Latino

Es lamentable que las personas en vez de ayudar a quienes tratan de hacer el bien, se transformen en un obstáculo más y cometan esta clase de crímenes, puesto que conforme a los vecinos, los perros no ocasionaban daño a absolutamente nadie y están contentos con la tarea que don Luis efectúa al salvarlos de los riesgos de la calle, pero como acostumbra a pasar en estos casos, el auténtico riesgo son los humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información