La historia de Robert Maudsley, el terrible serial y caníbal en el que se basó el personaje de Hannibal Lecter

La historia de Robert Maudsley, el terrible serial y caníbal en el que se basó el personaje de Hannibal Lecter

Robert Maudsley asesino en el que se basó Hannibal Lecter El personaje de Hannibal Lecter resulta perturbador, tanto por su inteligencia como por algo que estremece a cualquiera: le agrada comer ciertos pedazos de sus víctimas. Mas es aún más atemorizante saber que lo que vimos en el cine está basado en el caso real de un asesino llamado Robert Maudsley, considerado en su instante como el hombre más peligroso en Inglaterra, a quien asimismo le agradaba comer ciertos “bocadillos” de carne humana.

Robert Maudsley asesino en el que se basó Hannibal Lecter

La historia de Robert Maudsley es muy especial, puesto que solo cometió un asesinato ya antes de ser detenido, mas esto fue suficiente para encerrarlo para toda la vida. Como la mayor parte de los asesinos seriales, su niñez estuvo llena de abusos por la parte de sus progenitores en su casa en Toxteth, cerca de Liverpool, con lo que de pequeño fue trasladado al orfanato Natzareth House. No obstante, a los 8 años retornó con sus progenitores y sus 12 hermanos, donde prosiguió padeciendo de abusos hasta el momento en que por último le quitaron la custodia a sus papás.

Cuando era adolescente cayó en las drogas y para proseguir consumiendo se comenzó a prostituir. En mil novecientos setenta y cuatro, un tipo llamado John Farrell contrató “sus servicios”, mas se trataba de alguien que había abusado de múltiples pequeños. Farrell le mostró las fotografías de sus víctimas a Robert, lo que hizo que este último se enfureciese tanto que acabó estrangulándolo. Este fue el primer y único asesinato que cometió estando en libertad.

Robert Maudsley asesino en el que se basó Hannibal Lecter

Robert fue detenido y un juez lo sentenció a cadena perpetua en el Centro de salud Siquiátrico de Alta Seguridad Broadmoor en Crowthorne, Berkshire. No obstante, ese no fue el final de sus asesinatos. Dentro del centro de salud afiló una cuchase y con ella mató a otro paciente, mas primero lo sostuvo a lo largo de 9 horas atrapado, con el pie sobre su cabeza, torturándolo y después lo asesinó. Cuando el personal descubrió la escena, se percataron de que Robert se había comido unas partes del cerebro de su víctima.

Tras esto fue mandado a Wakefield, una cárcel de seguridad máxima, mas ahí cometió 2 asesinatos más, resaltando que sus víctimas eran presos que habían abusado de pequeños o bien que habían cometido otros crímenes. Para mil novecientos setenta y nueve, sus víctimas ya eran 4 y a lo largo de múltiples entrevistas con especialistas manifestaba que desde el momento en que era pequeño había voces en su cabeza que le afirmaban que asesinara a sus progenitores por todos y cada uno de los abusos que cometieron contra él y sus hermanos, y que matar a estas personas era una venganza hacia ellos. En una ocasión dijo:

Si hubiese matado a mis progenitores en mil novecientos setenta, ninguna de esas personas hubiese fallecido.

Robert Maudsley asesino en el que se basó Hannibal Lecter

Después de los 2 asesinatos en la cárcel fue considerado el más peligroso y pasó 12 meses en aislamiento, sin cortarse el pelo y la barba pues ninguno de los barberos deseaba acercarse a él y, como es natural, no le iban a dejar navaja y tijeras a fin de que lo hiciese. A lo largo de una hora al día le dejaban salir de su celda para hacer ejercicio, mas era escoltado por 6 guardas y no se podía aproximar a absolutamente nadie.

Te puede Interesar  Conoce el increíble y polémico bar con vista a las Barrancas del Cobre

Siendo considerado un peligro latente para todos en la cárcel, se decidió edificar un sitio singular para él y si bien se tardaron unos años, en mil novecientos ochenta y tres se acabó la celda de cristal de 5.5 x 4.5 metros, con ventanales a prueba de balas, una gran puerta de metal y un orificio a fin de que los guardas puedan dejarle comida y artículos para su aseo sin entrar en contacto con él. Sí, algo muy afín a la celda de Hannibal Lecter.

Robert Maudsley asesino en el que se basó Hannibal Lecter

Plenamente apartado en su celda de cristal, Robert pasa ahí veintitres horas del día, puesto que solo tiene una hora diaria para salir y hacer ejercicio, mas escoltado y sin acercarse a absolutamente nadie. De esta manera ha pasado prácticamente cuarenta años de su vida y, conforme a informes, le agrada el arte, sobre todo la música tradicional y la poesía. Además de esto, desde hace unos años se le ha tolerado tener un Playstation, en el que se entretiene jugando CoD. Ahora tiene sesenta y seis años y va a pasar el resto de sus días en esta celda.

Las autoridades de la cárcel me ven como un inconveniente y su solución ha sido ponerme en confinamiento solitario y tirar la llave, sepultarme vivo en un ataúd de específico. No les importa si estoy enojado o bien mal. No saben la contestación y no les importa siempre que me sostengan fuera de su vista y de su psique. Me dejan atascarme, gandulear y recular, enfrentar mi solitario encuentro con personas que tienen ojos mas no ven y que tienen oídos mas no oyen, tienen bocas mas no charlan. Mi vida a solas es un largo periodo de depresión ininterrumpida.

-Robert Maudsley en dos mil tres

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información