Sin precedentes: se cerró el agujero de la capa de ozono en la zona del Ártico

La capa de ozono va camino a su restauración total. Cuál fue el motivo.


El orificio sin precedentes en la capa de ozono estratosférica sobre el Ártico se cerró. El motivo de su desaparición no guarda relación con la reducción de la polución que dejó el confinamiento a raíz del coronavirus, sino con una ola de calor, conforme aseveró en su cuenta de Twitter el Servicio de Monitoreo de Atmosfera Copernicus.

"El vórtice polar se dividió, dejando la llegada de aire rico en ozono en el Ártico, un ciclón persistente a gran escala en la zona situado en la media y alta troposfera y la estratosfera", explica Copernicus.

Copernicus agrega que aunque parece que el vórtice polar todavía no llegó a su fin y se rehabilitará en los próximos días, los valores de ozono no volverán a los niveles bajísimos vistos a inicios de abril.

Todo se descubrió a fines de marzo en el momento en que un fenómeno excepcional dejó a la comunidad científica completamente descolocada. Se advirtió en el Polo Norte un orificio de enormes dimensiones en la capa de ozono, gas que resguarda a la Tierra de la mayoría de la radiación ultravioleta del Sol.

A inicios de abril la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus iniciales en inglés) confirmó su existencia empleando datos del satélite Sentinel-5P de Copernicus.

Si bien no era un fenómeno apartado porqué ya se habían producido "miniagujeros" sobre el polo norte en otras ocasiones, si era nuevo su tamaño (un millón de quilómetros cuadrados) y su duración. La primordial teoría que explica su capacitación pasa por unas condiciones atmosféricas poco frecuentes, apunta DPA.

Conforme los científicos, unas temperaturas inusualmente heladas en la estratosfera hicieron que se caigan los niveles y se abra este orificio en la capa de ozono estratosférico sobre el Ártico esta primavera, de igual forma que se genera desde hace décadas en la Antártida tras finalizar el invierno austral.

En general, las temperaturas mínimas en el Ártico tienden a ser menores que en la Antártida por el hecho de que no se alcanzan niveles tan extremos. Pero, este año unos potentes vientos alrededor del polo norte capturaron aire frío, este fenómeno se conoce como "vórtice polar". La pérdida de este gas llegó al treinta por ciento en la vertical del Polo Norte, con temperaturas bajo -80 grados.

La estratosfera sobre el Ártico es demasiado cálida y el vórtice polar demasiado inestable a fin de que se dieran esas condiciones. El orificio de la capa de ozono en la Antártida se acentuó hace décadas por las emisiones industriales de gases que destrozan el ozono, un gas protector de la vida en la Tierra en frente de los rayos ultravioleta.

La prohibición de estos compuestos en el Protocolo de la ciudad de Montreal en 1989 dejó que ese fenómeno --infrecuente en el Ártico-- reduzca actualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información