Estaban en una cita, unos ladrones entraron y el cobarde huyó y dejó a su novia sola; ella siguió comiendo

Estaban en una cita, unos ladrones entraron y el cobarde huyó y dejó a su novia sola; ella siguió comiendo

Su novio la deja en medio de un ataque y ella prosigue comiendo No hay enfurezco que se resista a una buena comida, conque salir a cenar con tu pareja es el plan perfecto, a menos que te pase lo mismo que a esta mujer, que ha conocido la calidad de novio que tiene tras ver de qué manera se escapó. la constatación de que estaban en medio de un hurto, dejándola sola.

La pareja, de la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, se hallaba en una cafetería gozando de una gran porción de pizza cuando unos hombres llegaron en una moto con la pretensión de hurtar el sitio.

En la grabación está claro que absolutamente nadie se imaginaba lo que iba a pasar, en tanto que todo estaba en orden, mas de la nada, los hombres de la moto, todavía con cascos, empezaron un atraco en el restorán. La pequeña no se había dado cuenta de nada. No obstante, su novio supuestamente había visto el inicio del hurto suficientemente bien, conque tan pronto como pudo, huyó lo más veloz posible. La pequeña, ahora sola en la mesa, no vaciló, puesto que entendió la gravedad de la situación.

Por una parte, comprendía lo poco que calidad su pareja para dejarla sola en medio de un ataque y, por otra parte, sabía medir si no había solamente que hacer, con lo que le entregó reposadamente su celular. los matones y siguió comiendo tal y como si nada. Muchos habrían reaccionado con alarma, mas ella tuvo toda la paciencia aun para preparar la pizza y continuar comiendo.

Te puede Interesar  Ella no trajo dinero para la primera cita y él no le compra nada.

Estaban en una cita, unos ladrones entraron y el cobarde huyó y dejó a su novia sola; ella siguió comiendo

Lo que sí sabemos con certidumbre es que actuó de la mejor forma, puesto que en todo instante se sostuvo apacible, a diferencia de su novio, quien al huir podía hacer que los atacantes respondieran violentamente a su fuga. Por otra parte, continuar comiendo era quizá una contestación natural a ver de qué manera se perdía el material de noche, mas el placer de comer, que absolutamente nadie quita.

Estaban en una cita, unos ladrones entraron y el cobarde huyó y dejó a su novia sola; ella siguió comiendo

Estaban en una cita, unos ladrones entraron y el cobarde huyó y dejó a su novia sola; ella siguió comiendo

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información