La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

Tiene más de 40 años viviendo en el bosque sin agua ni luz En algún instante de nuestras vidas todos hemos tenido esa ida idea de dejar todo y huir a una cabaña distanciada de la sociedad, en tanto que nada ni absolutamente nadie nos puede incordiar, el dinero no es lo que rige nuestra vida y la supervivencia depende. sobre nuestras habilidades y relación con la naturaleza. El sueño de muchos se hizo realidad para Ken Smith, un ermitaño que ha vivido solo en el bosque a lo largo de más de 40 años sin electricidad, gas ni agua. Esta es su historia.

Ken Smith es conocido como el "Ermitaño de Treig" en las Tierras Altas de Escocia, donde tiene una cabaña de leños hecha a mano. Ahora tiene setenta y cuatro años y abandonó su vida usual a una edad temprana. Empezó a trabajar en Derbyshire, su urbe natal, edificando camiones de bomberos cuando tenía quince años. Mas a los veintiseis años, cuando salía a salir de noche, un conjunto de atacantes lo golpeó, dejándolo con heridas graves y una hemorragia cerebral.

La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

Los golpes que recibió le provocaron una lesión cerebral con la que continuó en coma a lo largo de veintitres días. Los médicos le afirmaron que jamás volvería a pasear, que jamás volvería a charlar ni se las arreglaría por sí solo. No obstante, pudo superar las predicciones de los médicos. Tras recobrarse, Smith viajó a Yukon, territorio canadiense donde pasó meses y recorrió más de treinta y cinco mil quilómetros.

Fue entonces cuando decidí que jamás viviría en los términos de absolutamente nadie más que en los míos.

Smith vivía en las montañas, mas su vida dio un giro trágico. Al volver a la civilización, descubrió que sus progenitores habían fallecido mientras que estaba fuera. En una entrevista con el BBC Admitió que le tomó un buen tiempo digerir la nueva, en tanto que al comienzo no sintió nada. "Treig's Hermit" comenzó un viaje por G. Bretaña y cuando estuvo cerca de las Tierras Altas de Escocia, pensó en sus progenitores y empezó a plañir. Lloró todo el tiempo hasta el momento en que halló el sitio ideal.

Te puede Interesar  Dwayne ‘The Rock’ Johnson quiere postularse para presidente de Estados Unidos en 2020

La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

Lloré todo el tiempo mientras que paseaba. Pensé, ¿dónde se encuentra el sitio más apartado de G. Bretaña? Me volví y proseguí cada bahía y cada Ben donde no se edificó ninguna casa. Cientos de millas de la nada. Miré del otro lado del lago y vi este bosque.

—Ken Smith

Smith se estableció en el área de Loch Treig en la década de mil novecientos ochenta, donde edificó su casa con leños y puede alimentarse de bayas, vegetales que cultiva y, lo más esencial, lo que recoge del lago. Hace 9 años fue contactado por la cineasta Lizzie McKenzie, y a lo largo de los últimos 2 años lo ha estado visitando continuamente para efectuar su reportaje para el BBC Escocia, El ermitaño de Treig.

Días después de que McKenzie estuviese con él, el peso de la vida solo lo golpeó, y en dos mil diecinueve padeció un derrame cerebral mientras que estaba en la nieve. Por suerte, pudo activar la alarma GPS SOS que le había dado el director de cine. Mandó una contestación a Houston, Texas, y desde allá se avisó a la Guarda Ribereña del R. Unido. Por suerte, Smith fue encontrado por aire y llevado a un centro de salud.

La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

Recibió atención en el Centro de salud Fort William en Lochaber, Escocia. Los médicos consiguieron estabilizarlo y también procuraron restituirlo a la civilización, donde tendría un hogar y cuidadores, mas Smith solo deseaba regresar a su cabaña. No obstante, debido a su doble visión, entonces de un accidente debió admitir ayuda. El día de hoy recibe comida del guardabosques, quien paga con su pensión. Un año después de su primer accidente, retornó al centro de salud por el hecho de que una pila de leños le cayó encima.

No fuimos puestos en la tierra por siempre. Me voy a quedar acá hasta mis últimos días, claramente. He tenido muchos incidentes, mas semeja que los he subsistido a todos. Claramente me enfermaré de nuevo en algún instante. Me va a pasar algo que cualquier día me va a llevar como a todos los otros. Mas espero llegar a ciento dos [años].

—Ken Smith

La historia del “ermitaño de Treig”: lleva más de 40 años viviendo solo en una cabaña sin agua ni luz

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información