La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

El Tour de Francia es una competencia entre corredores de élite consistente en una carrera por etapas durante la geografía francesa y países vecinos. Esta se festeja a lo largo del mes de julio, conque en vista de lo que se espera este año para tal acontecimiento, hoy venimos con un tanto de historia, mas no nos enfocaremos en los logros, sino más bien en las legendarias trampas y comportamientos poco éticos de los participantes.

Desde empleo de substancias ilegales hasta pedazos de cristal y clavos desperdigadas en la carretera, hoy vamos a hablar de ciertas irregularidades más sonadas que sucedieron en esta justa deportiva.

1. Los ciclistas fumaban en plena carrera

La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

Antes que se hiciese conciencia sobre el enorme daño que el humo de cigarrillo hace a nuestros pulmones, la gente acostumbraba a fumar tal y como si no hubiese un mañana y cualquier sitio era favorezco para hacerlo, como una carrera corredor llena de atletas de alto desempeño.

En los años veinte, los corredores fumaban mientras que iban sobre la bicicleta, puesto que pensaban que de esta manera abrían sus pulmones y los asistía a concentrarse. Con el tiempo, esta práctica fue desapareciendo, puesto que se verificó los efectos perjudiciales del tabaco en la salud.

2. Se hidrataban con alcohol

La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

Lo más congruente sería que los corredores se hidrataran con agua, suero o bien bebidas azucaradas, mas no. Hasta los años sesenta era común que se tomase alcohol a lo largo de la carrera para acrecentar la resistencia de los corredores. Desde cerveza, vino hasta champaña, la gente pensaba que con estos líquidos se recobrarían y también irían más alegres. Puesto que en aquel momento la carrera duraba dieciocho horas, con lo que debían hacer de todo para rendir tanto tiempo y si el alcohol no asistía, por lo menos hacía la jornada más soportable.

3. Comían lo que fuera

La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

Ya antes la carrera acostumbraba a perdurar dieciocho horas a comparación de las 5 de en la actualidad. A inicios de siglo, el acontecimiento no contaba con equipos de auxiliares y los corredores paraban durante la senda para tomar y comer lo que fuera, algo que les conllevaría una descalificación ahora. Había corredores que comían ostras, tapioca, chocolate caliente, comestibles que, se supone, les daría más energía, mas solo los hacía correr al baño.

El ganador del Tour de mil novecientos cuatro, Henri Cornet, consumió once litros de chocolate caliente, cuatro litros de té, champaña, un litro y medio de pudin de arroz y incluso de esta forma llegó a la meta ya antes que el resto.

4. Se remolcaban con autos, trenes y motocicletas

La historia de las 8 trampas e irregularidades que sucedieron en los primeros años del Tour de Francia

Los primeros Tours estuvieron infestados de trampas entre contendientes. A lo largo de los primeros años, muchos de ellos eran remolcados por vehículos a lo largo de un buen tramo. En mil novecientos cuatro, el corredor Hippolyte Aucouturier amarró su bici a un vehículo que lo impulsó múltiples quilómetros. Si bien fue descalificado, evitó la suspensión y logró la cuarta situación de la clasificación general.

Te puede Interesar  La magia del amor: la historia del prisionero francés que escapó de la cárcel gracias a su esposa

5. Los ciclistas lanzaban vidrios y tachuelas en el camino

Trampas que pasaron en los primeros años del Tour de Francia

En la década de mil novecientos era complicado monitorear a los contendientes, con lo que no es sorpresa que ciertos de ellos hiciesen trampa lanzando tachuelas y vidrios rotos en la carretera para desequilibrar a sus contendientes.

Mas no piensen que pues son otros tiempos esto no sucedió nuevamente. En dos mil doce se hallaron tachuelas en el camino que ocasionaron pinchaduras de neumáticos para unos treinta corredores. Al final, los organizadores no supieron si se trataba de una trampa por la parte de los contendientes o bien si los apasionados lo habían hecho.

6. Los ciclistas se peleaban y destrozaban las bicicletas de los oponentes

Trampas que pasaron en los primeros años del Tour de Francia

Siendo una larga carrera y competir por un primer sitio, era de aguardarse que los contendientes perdiesen los estribos con algún contrincante. Aunque les iba, se peleaban a golpes y proseguían la carrera. No obstante, los tramposos hacían coaliciones con otros corredores, emboscaban a los contendientes y destruían sus bicis. Al final, el ganador compartía los premios con sus cómplices.

7. El público golpeaba a los ciclistas que no eran de su agrado

Trampas que pasaron en los primeros años del Tour de Francia

Conforme el Tour empezó a tener más apasionados, la competencia se tornaba más intensa, puesto que el público acostumbraba a intervenir en el momento en que un corredor no era de su agrado y aunque les iba, solo les bloqueaban el paso, mas si la gente estaba molesta, los llegaban a pegar.

Esto le pasó a Maurice Garin, el ganador de la carrera en mil novecientos tres. En la carrera del año siguiente, y su compañero se hallaron con un bloqueo humano en el pueblo de St. Étienne, efectuado por los entusiastas del contendiente local Antoine Faure.

8. Consumo de sustancias ilegales

Trampas que pasaron en los primeros años del Tour de Francia

En mil novecientos veinte, el corredor Henri Pelissier confesó que la mayor parte de los participantes consumían substancias ilegales para sostenerse alarma. Muchas de ellas eran recetadas por médicos como “ayuda natural”, hasta el momento en que los organizadores y especialistas prohibieron este género de prácticas, mas no por este motivo se dejaron de utilizar.

En la década de los noventa, el planeta del deporte se vio sacudido cuando se descubrió que Lance Armstrong, uno de los corredores más conocidos del planeta, había estado utilizando drogas para progresar su desempeño a lo largo de prácticamente toda la totalidad de su carrera. Ante esto, sus títulos desde mil novecientos noventa y ocho fueron retirados y le prohibieron competir en todo género de deportes para toda la vida.

Artículos Recomendados

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información