Un virus modificado hace que el cáncer se elimine a sí mismo

Un virus modificado hace que el cáncer se elimine a sí mismo

Este efecto fue posible debido a una nueva opción alternativa a la quimio y la radioterapia y ha confirmado su eficacia contra el cáncer de mama en ratones.

Un virus modificado hace que el cáncer se elimine a sí mismo

Una nueva tecnología medicinal desarrollada en Suiza aprovecha un virus cambiado para la producción y el transporte de múltiples agentes de terapia antitumoral en el tejido humano perjudicado por el cáncer. Los anticuerpos, citoquinas y otras substancias de señalización precisas para el tratamiento en un caso así se generan por las propias células cancerosas y destrozan el tumor desde dentro.

En contraste a la quimioterapia o bien la radioterapia, este procedimiento, llamado 'SHREAD', no daña las células sanas normales, asegura el comunicado que la Universidad de Zúrich propagó el 18 de mayo. La innovación podría reducir los efectos secundarios de los tratamientos frecuentes para el cáncer y ofrece una solución para prosperar la administración de medicamentos en otras clases de enfermedades, incluyendo las terapias relacionadas con el covid-19, conforme los cientificos.

Un virus modificado hace que el cáncer se elimine a sí mismo

El virus que los científicos alteraron, "a fin de que actúe como un caballo de Troya", es un patógeno respiratorio común, exactamente el mismo usado en múltiples vacunas vectoriales contra el coronavirus en diferentes países: el adenovirus. La becaria postdoctoral Sheena Smith, quien desarrolló la nueva tecnología, apuntó consistente en un engaño al tumor "a fin de que se suprima a sí mismo a través de la producción de agentes anticancerígenos por sus células".

El SHREAD fue probado en ratones con cáncer de mama y, pasados unos días desde su inserción, los científicos descubrieron que generaba más anticuerpos en el tumor que cuando el medicamento se inyectaba de manera directa. Al tiempo, el riesgo de los efectos secundarios era significativamente menor pues se evitó su transportación masiva por el sistema cardiovascular.

Te puede Interesar  Así se ve la nueva Combi Volkswagen, es eléctrica y tiene piloto automático

El líder del conjunto de investigación, Andreas Pluckthun, explicó: "Los agentes terapéuticos, como los anticuerpos o bien las substancias de señalización, en su mayor parte continúan en el sitio del cuerpo donde se necesitan en vez de extenderse por el torrente sanguíneo, donde pueden dañar órganos y tejidos sanos".

Exactamente a Pluckthun y su equipo les pertenece la autoría de las tecnologías anteriormente diseñadas para dirigir los adenovirus a partes concretas del cuerpo y hacerlos evadir el sistema inmunitario, en las que se fundamente esta nueva propuesta de tratamiento.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información