Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Una pareja vendió secretos nucleares dentro de un sándwich Para no ser descubiertos, los criminales emplean los métodos más inverosímiles para cometer sus delitos y escapar de la justicia, si bien tarde que temprano sus trucos se descubren y acaban en la prisión. Como en una película de espías al estilo de James Bond, una pareja fue descubierta mientras que vendía información segrega dentro de un emparedado de mantequilla de maní.

Jonathan, de cuarenta y dos años, y Diana Toebbe, de cuarenta y cinco, habían clasificado información sobre un submarino nuclear y la habían entregado a un mandado de una potencia extranjera. Conforme la investigación del FBI, los datos estaban en memorias SD que pusieron en el emparedado y en un bulto de chicle, mas fueron detenidos.

Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Jonathan trabajaba como ingeniero nuclear en el Departamento de Marina de los USA y de esta manera fue como consiguió la información sobre los submarinos de propulsión nuclear desarrollados por ese departamento. Diana era profesora en una escuela privada de Maryland y se transformó en cómplice de su esposo.

Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Según el FBI, Jonathan procuró contacto con un país extranjero, el que no fue revelado, para venderles la información que había logrado, mas desde ese país se contactaron con las autoridades estadounidenses para denunciar lo que pasaba, lo que aprovecharon los agentes para preparó una trampa para la pareja.

Jonathan pensaba que se había puesto en contacto con un emisario de esa nación, mas en realidad hablaba con un agente enmascarado del FBI. La transacción cerró en $ diez mil que el presunto contacto les trasfirió en criptomoneda y después acordaron dar el emparedado y el chicle.

Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Ambos fueron detenidos en West Virginia y acusados ​​de violar la Ley de Energía Atómica. Además de esto, el doce de octubre empezaron las audiencias para investigar la situación de la pareja. Quizá jamás imaginaron la gravedad de la situación, en tanto que este delito es considerado un peligro para la seguridad nacional y podrían ser condenados a cadena perpetua o bien aun a muerte.

La demanda aduce una conspiración para trasmitir información relacionada con el diseño de nuestros submarinos nucleares a un país extranjero. El trabajo del FBI, los fiscales del Departamento de Justicia, el Servicio de Investigación Delincuente Naval y el Departamento de Energía fue esencial para frustrar el complot acusado en la acusación y dar el paso inicial para llevar a los perpetradores frente a la justicia.

-Merrick Garland, Fiscal General de los Estados Unidos
Pareja fue acusada de vender secretos nucleares ocultos en sándwiches; podrían ser condenados a muerte

Jonathan mandó una "prueba" de los datos que tenía y de ahí que recibió $ diez mil. Cuando entregó el emparedado mientras que su esposa miraba, recibió otro depósito de $ veinte mil y por último un depósito de $ setenta mil para mandar las llaves para acceder a la información, lo que hizo por correo. En suma se llevarían cien mil dólares americanos, mas ahora se quedan sin nada. Aun podrían perder la vida.

Te puede Interesar  Le hizo un tutorial a su abuelita para que aprenda a usar WhatsApp; sería un éxito de mercado

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información