No más “compañeres”; Francia veta el lenguaje inclusivo por ser un obstáculo para la comprensión de la escritura

No más “compañeres”; Francia veta el lenguaje inclusivo por ser un obstáculo para la comprensión de la escritura

Vetan la escritura inclusiva en los institutos de Francia Cuando charlamos de un idioma, no podemos dejar de meditar en los intelectuales franceses, por el hecho de que con el tiempo revolucionaron la forma en que lo comprendemos. Personajes como Michel Foucault han revelado meridianamente al lenguaje como un dispositivo que nos oprime como sociedad o bien nos iguala. Por otra parte, Pierre Bourdieu afirmó que aunque el idioma oficial nos atrapa con sus gramáticas y nos aparta socialmente en función de su buen o bien mal comprensión, se transforma en un instrumento preciso para la supervivencia y la inclusión en el estatus oficial del Estado.

Estas 2 situaciones semejan cobrar mucho sentido ahora que el ministro de Educación francés, Jean Michel Blanquer, vedó el lenguaje "inclusivo", por el hecho de que, conforme el gobierno, la adopción de este con terminaciones "y también" hace que el proceso de aprender francés es bastante difícil para pequeños y personas con discapacidad o bien contrariedades de aprendizaje en las escuelas francesas.

No más “compañeres”; Francia veta el lenguaje inclusivo por ser un obstáculo para la comprensión de la escritura

En un folleto oficial, Blanquer presentó como razonamiento primordial la aseveración de que se añade una dificultad superflua para una mejor adopción del idioma francés, lo que complica el desarrollo de los pequeños y complica la labor de los maestros que enseñan a los pequeños pequeños. En verdad, el lenguaje inclusivo se hace observable a través de la fragmentación de palabras con un punto en la escritura francesa, como afirma la circular de Jean Michel Blancquer:

En particular, usa el punto medio para descubrir simultáneamente las formas femenina y masculina de una palabra utilizada en forma masculina cuando se utiliza en un sentido genérico.

No más “compañeres”; Francia veta el lenguaje inclusivo por ser un obstáculo para la comprensión de la escritura

En el campo de la educación, Blanquer asevera que “se debe eludir el empleo del llamado lenguaje inclusivo”. Además de esto, llama trampas artificiales a las propuestas del lenguaje inclusivo, tal vez olvidando que el lenguaje y la escritura son en sí prótesis humanas o bien cosas artificiales.

Esta escritura, que se traduce en la fragmentación de palabras y pactos, forma un obstáculo para la lectura y comprensión de la palabra escrita. La imposibilidad de transcribir textos verbalmente con este género de escritura complica tanto la lectura en voz alta como la pronunciación y, en consecuencia, el aprendizaje, en especial para los pequeños pequeños.

Desde su publicación, el folleto del ministro ha sido el punto de partida de múltiples debates, en tanto que semeja que su primordial estrategia es proteger el valor de la lengua francesa en la figura de las personas con discapacidad, cuando en el planeta hay más personas que . . no tienen acceso a la educación sin padecer ningún tipo de discapacidad.

Te puede Interesar  Jackie Chan rompe en llanto al ver a sus primeros dobles; cuando aún no era famoso

No más “compañeres”; Francia veta el lenguaje inclusivo por ser un obstáculo para la comprensión de la escritura

El ministro asimismo escribió que “Aprender y dominar el francés ayuda a combatir los estereotipos y asegurar la igualdad de ocasiones para todos y cada uno de los estudiantes”, lo que desde el punto de vista de Bourdieu sería solo una verdad a medias. Sería falso en parte por el hecho de que la lengua no busca la personalidad, sino más bien la homogeneización de la población y, por otro lado, es bastante entendible que el manejo del estándar gramatical asista a quienes lo dominan a acceder a los recursos del Estado, y si son becas, institutos, préstamos, proyectos productivos o bien trabajos.

Por ende, las palabras de la ministra de Educación nos dejan en la misma división entre quienes están de pacto con el lenguaje inclusivo y quienes no. Semeja que esta medida solo tensa la cuerda del discute y polariza todavía más a ámbitos de la población. Si bien, en el fondo, no es más que obvio, por el hecho de que, como escribe en su testimonio, el lenguaje es otro tesoro del Estado que se introdujo exactamente en nosotros y cambió con nosotros, a través de luchas y también instrumentalización y no a través de diccionarios. De ahí que le damos al ministro una razón del cincuenta por ciento.

Nuestro idioma es un tesoro bello que deseamos compartir con todos nuestros pupilos, en su belleza y fluidez, sin riñas y sin instrumentos.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información